Las entrevistas txistorreras

Sea con preguntas de nuestros lectores o sea respondiéndonos a nosotros, no tienen desperdicio. Y hay quien se atreve a responder...

Entrevistas

Incorrección política

El análisis y comentario político, de cuestiones navarras y del resto del mundo, nos lo da sin tapujos el politólogo y escritor Juan José Domínguez

Juan José Domínguez

Hablemos de dineros...

Con lo que nos cuentan El Filibustero y Jesús Jiménez, "Er Jimi", entendemos de fábula las cosas de la Economía navarra y del mundo

Economía

miércoles, 21 de abril de 2010

Un poquito de por favor

Apasionado de la txistorra de Arbizu


Creo que hay una doble corriente de opinión cada vez más generalizada en nuestro país. Por un lado, existe una añoranza mal escondida del nivel de vida logrado en los primeros años de esta década y, por el otro, una crítica feroz en torno a "la avaricia y el descontrol" (así en general) vividos en ese tiempo. Un ejemplo de ello es este enlace que me remite mi amiga Puy Trigueros.

Una vez más demostramos que somos un país que evita cualquier manifestación que suponga un mínimo de rigor. Del mismo modo que pasamos de ser una nación líder en miseria y hambre a principios del pasado siglo y ahora somos líderes en obesidad infantil, lo último es despreciar lo más próximo diciendo que aquello estuvo mal. No es eso.

Ciertamente, hubo actitudes individualistas y especuladoras muy extendidas (de lo que hablaré esta semana). Sin embargo, tambien se pusieron las bases de iniciativas empresariales que nos pueden ayudar a salir del atolladero. Ahí están, nuestras empresas de obras públicas, de infraestructuras, y hasta los bancos. Algunas de ellas son entidades de reconocido prestigio internacional, ¿vamos a tirar por la borda todo ese capital acumulado porque es lo que pide la moda?

Está claro que tenemos problemas. El principal es que hay que pasar de un sistema menos intensivo en mano de obra a uno más competitivo y, desde luego, esperando una solución que caiga del cielo o de lo que señale el BOE de turno, no lo vamos a conseguir. Ahora, tampoco lo haremos llorando por la leche derramada en el suelo o haciendo autos de fe en medio del pueblo sobre lo malos que fuimos y a los que somos tan aficionados. Ahí no está la solución.

1 comentarios: on "Un poquito de por favor"

El Filibustero dijo...

El otro día Carlos Solchaga venía a hacer unas declaraciones en esta línea, que decían que continuamente nos olvidamos de que las situaciones de crisis provocan histeria colectiva en los mercados, tendentes a exagerar y sacar las cosas de su sitio.
Si además, el gobierno por su dejadez, y la oposición por su interés, se dedican a potenciar esta sensación, vamos apañados.
No obstante, ahora es cuando hay que comenzar a preocuparse de la macroeconomía y del impacto de los devenires de Grecia en las economías de sus socios europeos...