Las entrevistas txistorreras

Sea con preguntas de nuestros lectores o sea respondiéndonos a nosotros, no tienen desperdicio. Y hay quien se atreve a responder...

Entrevistas

Incorrección política

El análisis y comentario político, de cuestiones navarras y del resto del mundo, nos lo da sin tapujos el politólogo y escritor Juan José Domínguez

Juan José Domínguez

Hablemos de dineros...

Con lo que nos cuentan El Filibustero y Jesús Jiménez, "Er Jimi", entendemos de fábula las cosas de la Economía navarra y del mundo

Economía

viernes, 19 de marzo de 2010

Tarjeta roja contra el maltratador

Por TERE SÁEZ
Técnica de Igualdad


Las grandes olvidadas de los congresos y actos importantes contra el terrorismo siguen siendo, entre otras, las víctimas del terrorismo machista. Ya son doce las mujeres muertas a manos de sus parejas y exparejas en el 2010 (15, si tenemos en cuenta las tres a manos de sus hijos). Y esta cruel cifra, sigue sin impactar. ¿Por qué se siguen negando la evidencia de que las familias de estas mujeres muertas son también víctimas de este tipo de terrorismo? ¿Acaso la condición de víctimas de terrorismo sólo viene definida por si las personas asesinadas lo han sido por ETA, GRAPO, Al Qaeda... y no por un marido o compañero sentimental? ¿Están menos muertas las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas que las víctimas de ETA? ¿Tenía acaso menos importancia su voz?

Es continua la exclusión y, por tanto su continuo olvido desde la mirada política e institucional, impidiendo con ello la dignidad de las mujeres asesinadas, el rescate de su memoria y el consuelo para las familias. Pero existir, como las otras víctimas, existen. Y la dignidad de su memoria cuando han muerto, sólo es reivindicada por sus familiares más cercanos y asociaciones que trabajan contra la violencia de género. Y su voz es olvidada, por que en realidad somos todavía pocas las personas que consideramos que estas muertes también son consecuencia de un tipo de terrorismo que mata, hoy por hoy, mucho más que el de ETA o el de otro grupos terroristas.

Socialmente se ha avanzado mucho en la detección de la violencia de género. También en consideración política, pero se sigue reduciendo a días concretos y protestas por asesinatos de mujeres cuando nos tocan muy cerca de nuestra población. Y además, se reduce al concepto de compañero o ex compañero, dejando fuera a mujeres cono Nagore Laffage, asesinada por decir NO a alguien que se creía con poder para hacer con ella lo que quisiera. Por cierto, ¿por qué no se ha manifestado la judicatura de Navarra, delante de la audiencia, en protesta por este asesinato? El impacto social que tiene la muerte de una mujer a manos de su asesino, sigue siendo inferior al que tiene la muerte de otra persona a manos de ETA. ¿Acaso la muerte violenta tiene clases y, por ello las personas muertas han de ser tenidas en cuenta de diferente manera, en su consideración de víctimas?

Pero claro, de tales palos, tales astillas. Si miramos a la Conferencia Episcopal Española, todavía no ha dicho ni una sola palabra con respecto a las muertes de mujeres a manos de sus asesinos, ninguna manifestación, homilías, declaraciones…A excepción de las del Obispo de Granada, en las que en realidad justificaba las agresiones a las mujeres que hubieran abortado.

Así pues, sacar tarjeta roja al maltratador, es abandonar la complicidad y dar un paso a favor de la justicia: Quien no juega limpio, quien no cumple las reglas, queda fuera de la sociedad. Y esto también vale para J. Diego Yllanes, asesino de Nagore Laffage. Las victimas de la violencia de género no están al margen. Necesitan ser consideradas y repuesta su memoria. Las familias, al igual que las otras, quieren descansar y dignificarlas. Han sido asesinadas por el terrorismo machista. Y estamos contra todos los terrorismos, ¿no?

5 comentarios: on "Tarjeta roja contra el maltratador"

felicitat dijo...

Y lo peor de todo, después de los funerales, es que siguen en el monte del olvido, se aparca el caso y sale el juicio al cabo de unos años.

Demóstenes dijo...

En cuanto tenga un momentico os expongo lo que opino de estas estúpidas comparaciones que hacen que me arda la sangre por como se usa políticamente la muerte de la gente para echarse flores de lo guay y comprometido (e imbécil y pusilánime) que es cada uno, a cual más....

JD dijo...

Soy de los que opino que, siendo el maltrato una lacra social, no puede considerarse terrorismo. El terrorismo es algo organizado para sembrar el terror de forma sistemática, y normalmente con motivos ideológicos. Lo que haga cada uno a título individual no puede sumarse con lo que hagan los otros.

Anónimo dijo...

Lo que hacen algunas por chupar del bote. Jesús. Se la echaba de menos con sus boutades que tan flaco favor hacen a las mujeres maltratadas.

A esta la ponen en la DGT y cierra los concesionarios de coches. No al terrorismo automovilístico. Ridículo.

JD se la explicado mejor, espero que al menos a él le haga caso.

felicitat dijo...

Terrorismo emocional, contínuo de violencia, terrorismo sexual.