Las entrevistas txistorreras

Sea con preguntas de nuestros lectores o sea respondiéndonos a nosotros, no tienen desperdicio. Y hay quien se atreve a responder...

Entrevistas

Incorrección política

El análisis y comentario político, de cuestiones navarras y del resto del mundo, nos lo da sin tapujos el politólogo y escritor Juan José Domínguez

Juan José Domínguez

Hablemos de dineros...

Con lo que nos cuentan El Filibustero y Jesús Jiménez, "Er Jimi", entendemos de fábula las cosas de la Economía navarra y del mundo

Economía

viernes, 25 de septiembre de 2009

¿50 años de gobernabilidad?

Diputado del PP (y replicado de manera autorizada)



Hace justo un año me vi inmerso en la vorágine que supuso la decisión de Miguel Sanz de romper el pacto que UPN mantenía con el PP. Debió ser por estas fechas cuando recibí una llamada amenazante en la que se me increpaba por la actitud que tomé, la de la defensa de un modelo político que sólo había traído cosas buenas para partido en el que entonces militaba. Me ahorro decir quien era el interlocutor, para que nadie diga que desvelo conversaciones supuestamente privadas. Pero sí interesa recoger ahora algo de lo que escuche, entre aquella sarta de imprecaciones.

Se me incriminaba por no entender en qué consistía el cambio estratégico decidido por Sanz, y de estar arruinando la posibilidad de generar un nuevo modelo político de la mano del Partido Socialista. Y se me espetó que el problema no era aprobar unos determinados presupuestos en Navarra -a esas alturas de la legislatura, algo ya zanjado- sino facilitar la racionalidad para todos los demás asuntos legislativos. Y se me citó expresamente la posible modificación de la ley del vascuence, que se acababa de presentar desde IU. “A mi lo que me importa es que no nos jodan cada vez que se presente algo al Parlamento. Por eso necesitamos todos los días al Partido Socialista, y así será en cualquier futuro que imaginemos. ¡Te quieres cargar la posibilidad de que establezcamos un pacto de gobernabilidad para los próximos 50 años! ¡Te quieres cargar el futuro de Navarra!”.

Juro que no exagero, juro que recuerdo textual la afirmación. 50 (cincuenta) años. Pensé aquel día que al cabo de ese tiempo probablemente la democracia representativa debería haber cambiado lo suficiente como para que las actitudes caciquiles no pudieran apropiarse de las decisiones libres de los ciudadanos. Incluso los parlamentos acabarán siendo prescindibles dentro de medio siglo, creo, y quienes entonces vivan verán una democracia verdaderamente directa. Pero aquel que me acusaba de arruinar tanto apacible futuro seguro que, en realidad, pensaba que su actitud prepotente y opaca sería la norma política de cualquier tiempo que nos esperara.

Acabamos de ver que aquellos pretendidos 50 años no han sido ni siquiera 50 semanas. Quien facilitó en el Parlamento de Navarra la modificación de la ley del vascuence fue el Partido Socialista. Era quien decidía. Sólo de él dependía. El mismo Partido Socialista que recibió hace poco el mayor pago que podría imaginar para, supuestamente, dejar que Sanz gobernara sin sobresaltos lo que quedaba de legislatura. La legislatura del gran fracaso político del todavía presidente. Ni por esas. El PSN perpetró bajo su exclusiva responsabilidad la toma en consideración de una norma que sólo va a servir para que los contribuyentes subvencionemos en mayor medida la penetración ideológica que se apoya en el euskera. Justo lo que se me dijo que se podría evitar pagando el precio de la traición a los compromisos que nos eran inherentes a quienes hasta hace un año componíamos UPN.

En medio del fárrago aparece un providencial e ingenuo CDN, mera figura de atrezzo en la sordidez de esta obra. El show de llevar al Parlamento los decretos de cese de los consejeros convergentes –propio de una república bananera, todo sea dicho- distrae la atención de lo principal. Lo que se supone que correspondía al momento era mandar a esparragar a los socialistas, los verdaderamente decisorios en la votación. No ocurrirá. Jiménez seguirá siendo quien tome las decisiones importantes y marque la pauta política de una Navarra que se arruina económicamente, se depaupera políticamente y carece de una opinión pública lo suficientemente tajante como para parar tanta sandez. Quienes se parapetan tras las llamada gobernabilidad lo hacen para encubrir cualquier cosa y para no comprometerse con la decencia intelectual y actitudinal que la política debería merecer.

Gobernabilidad es modificar la ley del vascuence, no saber qué hacer con los presupuestos, ofrecer espectáculos bananeros y mantener al ejecutivo en una crisis permanente de mediocridad. La gobernabilidad eres tú, Roberto. La gobernabilidad eres tú, Miguel.

13 comentarios: on "¿50 años de gobernabilidad?"

Chantreano que se descojona dijo...

Esto se arregla fácil, a la navarra.

CERVERA candidato de NA-BAI orain!!!!!

Anónimo dijo...

Joder, Cervera, si fueras candidato de Nabai te votaba.

Jotadé dijo...

A mí me flipa el lumbreras que habló de un pacto / garantía de gobernabilidad para ¡¡¡50 AÑOS!!!! Anda que no pueden pasar cosas en 5 décadas. Desde que los navarros "se vuelvan locos" (Sanz dixit) y votasen su incorporación a Euskadi, hasta la implosión del planeta Tierra por culpa de un acelerador de partículas fuera de punto. Tela, tela, tela.

Una vez más, veo por dónde nos tienen cogidos. No es que crean tenernos: es que saben que nos tienen.

Mikel dijo...

Sólo me creeré que Cervera a estrito para la Txistorra si lo ha hecho mientras con una mano navegaba por el Chrome y con la otra por Camino; twitteba con la nariz y facebookeaba con la lengua; atendía con una oreja al iPhone y con la otra a la BlackBerry; miraba películas a través de su AppleTV y escuchaba a Pignoise por el Spotify; montaba configuraba la Sony Webbie y gritaba, muy fuerte, muy fuerte, "¡Sinde Pírate!" (con la lengua facebookeando, no lo olvidemos).

La Txistorra Mass Media Digital. Enhorabuena.

M i K e L dijo...

La situación descrita se parece mucho, vamos que es gemela univitelina, a la que se da en Euskadi con los papeles cambiados, con el PSOE en el gobierno y el apoyo del partido actual del Cervera. Que Basagoiti no quiere tranvía en Rekalde, pues los sociatas se pliegan y no saben explicar el porqué, que Basagoiti dice que hay que poner pasta para su San Mamés bendito, pues venga pastizal. Gobern-h-abilidad? Más bien gobernar con torpeza, eso es la partitocracia, y estos que medran dentro de los partidos, sobrinos de señoras de rancio abolengo, suelen ser los primeros que abandonan el barco. Uyyy, como las ratas!

Redacción LTXD dijo...

Mikel, una aclaración: tal como ponemos en el encabezado, el post está replicado, con autorización expresa de Santiago Cervera, de su blog: santiagocervera.blogspot.com. Un saludo.

Casto López Armada dijo...

"...una norma que sólo va a servir para que los contribuyentes subvencionemos en mayor medida la penetración ideológica que se apoya en el euskera."

Yo alucino con la frasecita.
Sí, sólo faltaba decir esto y unirse a NaBai. Total, está claro que lo que menos tiene esta gente (los unos y los otros) son principios, ideología y dignidad, así que...

Syldavo dijo...

Cervera confirma lo que ya sospechábamos, que Miguel Sanz quiere reproducir en Navarra el modelo del turnismo de la Restauración, con dos partidos (UPN y PSN) repartiéndose la tarta institucional, mientras otros "amigos" se reparten la otra tarta (la económica). Pero ya dijo Marx que cuando la historia se repite la segunda vez es como farsa. Aquí nos faltan gente como Cánovas (jurista e historiador, autor de una abundante obra escrita y miembro de diversas academias) o Sagasta (ingeniero y profesor universitario). Me temo que ni Sanz ni Jiménez -no consta que sepan leer ni escribir- den la talla para diseñar un régimen que dure 50 años.

EL AFILADOR dijo...

La palabra de Cervera no vale una mierda. Quería acabar en Madrid y para eso se tenía que dar a conocer con decretos como el de la liberación parcial de las oficinas de farmacia. Al final está donde quiere estar, con los peperos, a nivel nacional, saliendo en todos los debates de la 2 acerca de la gripe A. Solo busca protagonismo en los medios. Y ojo que aún no ha dejado de trepar.

Mikel dijo...

Vale, no lo leí. Sois unos malditos replicantes. No os leo más (pero menos tampoco).

Un saludo.

Stewie dijo...

Cervera dixit: "...sólo va a servir para que los contribuyentes subvencionemos en mayor medida la penetración ideológica que se apoya en el euskera."
Me lo esplique, por favor: ¿Cúal es la ideología de un idioma?¿Cúal es la ideología del español, la del PSOE o la del PP?¿Y la del Inglés?? Joer, y el resto de mortales no nos habíamos dado cuenta de que los idiomas tienen ideología. Claro, el tener tantas luces como el sr. Santiago tiene que servir para algo...

Itzain dijo...

El comentario que hace a propósito de la carga ideológica del euskara, no por sabido es menos terrorífico. Est@s españolistas extremistas ven el euskara como un peligro y están todavía inmersos en una cruzada por su desaparición (como muestra, el espectáculo que ha dado Sanz estos días... inverosímil). Y además les da votos, gracias a la anemia intelectual de los partidos vasquistas, para la mayoría de los cuales el euskara no pasa de ser un símbolo de categoría pareja al txistu o las bilbainadas.
Nabai es un buen ekjemplo: con la que está cayendo, con la necesidad que hay de defender el euskara y a l@s euskaldunes en Nafarroa, con la penosa política lingüística que tenemos que soportar... todavía no se ha dignado hilvanar una política lingüística aunque sea elemental. Si el euskara sobrevive (mal que mal) en Navarra, es gracias al empeño de l@s euskaltzales de a pie.
Cervera y el resto de Nebrijistas sobrevaloran a los partidos vasquistas, aunque también puede ser que sean conscientes de su pasividad e incapacidad, pero como el mensaje de ¡peligro vascos! da votos sin esfuerzo, ¿para qué cambiar?

Redacción LTXD dijo...

Aunque Mikel nos llamase (desde el cariño, creemos) "malditos replicantes", lo cierto es que el artículo del diputado Cervera ha dado juego. Para tener todos los puntos de vista en La Txistorra Digital, para echar unas risas (Chantreano, dice Cervera que, de momento, no se presentará por NaBai)... y para leer argumentos muy interesantes. Desde los de MiKeL Eztabai sobre los paralelismos con la CAV hasta la reflexión de Itzain, que desde una posición crítica con la postura de Cervera acaba pidiendo que los contrarios / adversarios tengan, al menos, argumentos para combatirla. Un lujo nuestros lectores y, también, un lujo que gente tan diferente como Jaume d?Urgell o Santiago Cervera nos pidan o nos dejen replicar sus artículos.