Las entrevistas txistorreras

Sea con preguntas de nuestros lectores o sea respondiéndonos a nosotros, no tienen desperdicio. Y hay quien se atreve a responder...

Entrevistas

Incorrección política

El análisis y comentario político, de cuestiones navarras y del resto del mundo, nos lo da sin tapujos el politólogo y escritor Juan José Domínguez

Juan José Domínguez

Hablemos de dineros...

Con lo que nos cuentan El Filibustero y Jesús Jiménez, "Er Jimi", entendemos de fábula las cosas de la Economía navarra y del mundo

Economía

jueves, 14 de octubre de 2010

Plan Moderna: errores

El Plan Moderna piensa suprimir el carácter vitalicio de los funcionarios. Diríamos que "lo pretende entre otras cosas", pero lo cierto es que el Plan Moderna está poco y mal explicado, así en general. Llama la atención que la medida no haya sembrado al menos polémica, máxime teniendo en cuenta que entre los promotores de la misma están los sindicatos mayoritarios de Navarra, que tienen entre sus afiliados bastante funcionariado. A ver si es que no se lo ha leído nadie...


Por SYLDAVO DE SYLDAVIA
Suele repasar antes de mandar

El otro día, a través de un artículo de Miguel Izu en Diario de Noticias, nos hemos enterado de que en el Plan Moderna recientemente aprobado por el Parlamento de Navarra se incluye entre sus acciones inmediatas la de "suprimir el carácter vitalicio de los funcionarios". Toda una novedad pero que curiosamente no ha provocado ninguna polémica o escándalo. Nos han contando que esta denuncia ha sembrado la alarma entre algunos de sus promotores: recordemos que entre ellos están los sindicatos UGT y CCOO, que cuentan entre sus afiliados a algunos de los funcionarios a los que se amenaza con el despido; o la UPNA, integrada mayormente por funcionarios ahora en riesgo de no llegar a la jubilación bien asentados en su cátedra. Parece que nadie había advertido que semejante propuesta estaba en el Plan Moderna; los redactores del documento andan explicando que todo ha sido un error, que es una idea de un conocido think tank que no debió incluirse, y que el Gobierno está pensando en enviar una corrección de errores porque tampoco se dio cuenta.

Ya se sabe que "suprimir el carácter vitalicio de los funcionarios" es una frase muy usual que anda mucho por ahí; ¿quién no la ha dicho alguna vez? Por simple lapsus linguae, quieres decir “póngame doce lonchas de ibérico” o “¿tienes hora?” y se te escapa "hay que suprimir el carácter vitalicio de los funcionarios". En cualquier momento se te puede colar en el Word, ya se sabe como se hacen estos planes, tanto cortar y pegar y al final ahí se te queda.

Parece que ningún responsable o técnico de las ocho instituciones cuyos máximos representantes se fotografiaron tan orondos en el Parlamento el día en que se aprobó el plan se había leído el texto. Bueno, vamos otorgar el beneficio de la duda a la Confederación de Empresarios de Navarra y a la Universidad de Navarra; a lo mejor ellos sí se lo habían leído y porque les pareció estupendo que se fuera a liquidar el principio de que a los funcionarios no se les puede despedir estaban tan contentos. Y parece también que ninguna de sus 50 señorías, ni las que votaron a favor ni las que votaron en contra, que no dijeron ni mu del asunto, se había el leído el Plan Moderna pese que se publicó en el Boletín Oficial del Parlamento de Navarra. Ya se sabe que los políticos están muy ocupados en ruedas de prensa, tertulias, presentaciones e inauguraciones varias y que leerse los papeles en su despacho no da lugar a salir en ninguna foto.

Puede que la cosa quede liquidada por la vía de una corrección de errores. Donde dije digo digo Diego, y a otra cosa. Pero uno se pregunta cómo se ha confeccionado el Plan Moderna para que pueda pasar algo así. ¿Alguien se lo ha leído? ¿Están todas sus propuestas tan meditadas como la de acabar con los funcionarios vitalicios? ¿De verdad ha habido reflexión, estudio y debate antes de aprobar ese tocho?

Se cuenta que cuando en 1804 Napoleón mandó secuestrar en terreno neutral al duque de Enghien, llevarlo a Francia y fusilarlo, acción que le indispuso con todas las monarquías europeas, el diputado Antoine Boulay dijo: “Es peor que un crimen, es un error” (aunque es usual atribuir la frase bien a Fouché, bien a Talleyrand, ya que son personajes mucho más conocidos, estos como miembros del gobierno francés en realidad fueron cómplices del suceso). Como todas las frases cínicas, guarda un fondo de verdad. En política, hay errores graves que resultan tan poco o menos disculpables que un crimen.

2 comentarios: on "Plan Moderna: errores"

Javier dijo...

Me parece increíble que nadie se haya leído el texto antes de hacerlo público. Vamos, es que no tengo ninguna duda de que no se lo han leído. O eso, o les encanta contradecirse. Porque, como globo sonda, lleva demasiada parafernalia.

Padre Angel Kakustarra dijo...

Pues sí... Puede ser por dos motivos: 1ºLeer es "mucho estresante". 2º No saben leer. Escojan uds. la opción que mas les convenza. Mis bendiciones.