Las entrevistas txistorreras

Sea con preguntas de nuestros lectores o sea respondiéndonos a nosotros, no tienen desperdicio. Y hay quien se atreve a responder...

Entrevistas

Incorrección política

El análisis y comentario político, de cuestiones navarras y del resto del mundo, nos lo da sin tapujos el politólogo y escritor Juan José Domínguez

Juan José Domínguez

Hablemos de dineros...

Con lo que nos cuentan El Filibustero y Jesús Jiménez, "Er Jimi", entendemos de fábula las cosas de la Economía navarra y del mundo

Economía

domingo, 8 de noviembre de 2009

La cobertura del juicio a Yllanes y el periodismo

Por LA TXISTORRA DIGITAL
Debatiendo en nuestro Facebook


Tras la publicación por nuestra parte del vídeo sobre la primera jornada del juicio por el asesinato de Nagore Laffage, Estitxu ponía un comentario preguntándose sobre si el tratamiento del caso no rozaba ya, en exceso, lo morboso. Gracias a Facebook pudimos testar la opinión de algunos de nuestros lectores, que comenzaron circunscribiéndose a esta cobertura y acabaron hablando, en general, de modelos de calidad televisiva. Por el interés que, a nuestro juicio, puede tener este debate, nos permitimos contároslo a continuación.

Sobre las noticias acerca del juicio que se celebra estos días en la Audiencia de Navarra, Josemi creía que no era necesario regordearse en detalles como oír a Yllanes “cómo la mató, cómo se desmorona ante lo que dice su amigo, la reconstrucción”. Del mismo modo opina Txose, quien cree que las reconstrucciones y determinadas imágenes sobran por la tele “sobre todo para la familia/amigos de Nagore”: esas reconstrucciones, afirma ella, se hacen “por y para el juez, jurados, abogados e investigación”. Sory cree que, efectivamente, ciertos vídeos “sólo deberían verse a puerta cerrada porque, al fin y al cabo, son pruebas, o como le quieran llamar a eso”.

Sory está viviendo el juicio “al otro lado de la frontera”. Más lejos se encuentra Leire, quien contaba que había podido ver vídeos del juicio en Youtube (“tiene tela tener esa posibilidad”, decía). En su opinión, nunca había habido un juicio tan televisado también en Youtube, ni siquiera el de Rocío Waninkoff. Mikel apuntaba que “a la gente se le da lo que pide”. Entre las noticias más vistas en los digitales, decía, “llevan unos días apareciendo todas las que tienen que ver con el juicio y con la narración de los hechos. "El morbo está servido" es algo más que una frase hecha y demuestra cómo le gusta a la gente este tipo de situaciones, así que menos rasgarse vestiduras y más saber con quién estamos conviviendo”.

Pero ahí debería entrar, tal vez, el periodista o el responsable de la emisión de esas informaciones. Leire aseguraba que le da la sensación de que “ninguna cadena se ha planteado dilemas éticos a la hora de emitir las imágenes, como si hubiera la necesidad de hacer público todo lo que les llega, tal cual”, sin filtro. La comparación con otras cadenas (“si otra cadena ya lo ha emitido, no vamos a ser menos”) ha podido funcionar, según ella, como motivación, no el hecho de que consideren lo emitido “de vital importancia para la opinión pública”. Y Sory completaba ese juicio con la siguiente reflexión: “¿No dicen que los medios de comunicación nos hacen leer y leer lo que ellos quieren? Pues creo que, en este caso, no se da lo que la gente pide, sino lo que el medio quiere emitir”. En cualquier caso, Leire opinaba que “lo de hacer de un juicio algo público, cuando además tiene tanta carga emocional, no es bueno para nadie”.

Telebasura y “lo interesante”
La reflexión de Mikel sobre si es precisamente todo eso lo que el público quiere ver dio salida a otra parte del debate. Sory era categórica: “¡La gente verá lo que tú le des!” Josemi, sin embargo, le daba la vuelta a la reflexión de Mikel, diciendo que habría entonces que llenar las parrillas televisivas de contenidos así porque tienen audiencia; pero Mikel replicaba: “No se trata de eso, se trata de denunciar la realidad y de educar a la gente en prácticas informativas más sanas. Eso sí, la fórmula mágica se me antoja complicada porque somos abortos de chimpancés con mucha curiosidad, y nos gusta mirar, ya sea espectáculos de sangre, caídas, bofetadas o sexo, que lo mismo me da”. Ahí comenzó un debate sobre la necesidad de que los medios den a la gente lo que de verdad necesitan. Leire apuntaba: “Creo que los medios se llevan excusando demasiado tiempo en la primera idea para hacer cosas que saben perfectamente que no son buenas”.

En respuesta a eso, Mikel respondía que “los medios de comunicación tienen que justificar su cuenta de resultados y sus ecuaciones son muy simples: a más audiencia, más publicidad y más cara la puedo poner, luego más dinero gano y puedo inventarme nuevas fórmulas para mantener a la audiencia en una continua montaña rusa de sensaciones”. Leire, sin embargo, se preguntaba si “es incompatible la buena información con el beneficio”. “Lo que hay que hacer es encontrar nuevas formas de hacer igual de atractivo que el morbo lo que todos necesitamos saber”, opinaba mientras pedía que nadie le consideraba una “idealista de 20 años”. Se negaba a creer que la gente pida, en verdad, morbo. “Entre morbo entretenido y necesario tostón, la elección es la primera, claro. Pero si se introdujera la opción de lo útil y entretenido, la gente la cogería”.

Como modelo de que lo dicho por Leire es posible, Josemi ponía a la BBC, que “lleva años emitiendo productos de calidad y siendo líder de audiencia”. “Sus informativos son excepcionales, sus documentales se venden y sus series están por todo el mundo”, mientras que sobre la televisión española apuntaba que “sólo exportamos Cuéntame”. En su opinión, “la televisión pública puede servir como guía”, porque “también el público necesita que alguien le eduque el paladar”. “No obtendremos los máximos beneficios con un producto de calidad”, confesaba; pero también recordaba que mientras Aquí hay Tomate desapareció y Sálvame “seguramente” también lo hará, “Informe Semanal ahí sigue, Documentos TV ahí sigue, y Saber y Ganar ahí sigue”.

Mikel, casi en plan apostilla, era escéptico (una vez más) sobre la aplicación aquí del modelo BBC. “Si ya empezamos con que hay que pagarla mediante un canon, ummmm”. “Aquí triunfan series de corte yanki, con unos médicos que en vez de en un hospital parece que trabajen en un lupanar”, recordaba, apuntando además un detalle: “Saber y ganar sigue, sí, pero sus audiencias son de risa. Eso se puede permitir en una tele pública pero en una privada estaría defenestrado mañana mismo”. Y aseguraba que la realidad es “tozuda”, y que a día de hoy programas como La Clave, “civilizado y con mucho respeto entre intervinientes”, parecerían aburridos a “una inmensa mayoría mal acostumbrada por Crónicas Marcianas o Tomates, “donde se cumple la máxima actual de “el que más chifla, capador”.

Como veis, ha sido un debate con muchos aspectos tratados y muchas caras miradas, pero que sigue abierto y al que os invitamos, si lo deseáis, también por aquí.

9 comentarios: on "La cobertura del juicio a Yllanes y el periodismo"

M i K e L dijo...

Pero qué loro el MiKeL ese ;-)

Chantreano que se descojona dijo...

La justicia es, y tiene que ser, pública para que sea democrática, por eso cualquiera puede acceder a un juicio como público. Estamos dando un ejemplo de transparencia. Luz y taquígrafos... y aquí, por fin, los tenemos.

Lo que me sobran son las opiniones de los periodistas por no ser parte del proceso, son, distorsión.

Este cabrón resume el trabajo del periodista muchísimo mejor que yo:

“El era un reportero, y a la hora de trabajar Dios sólo existe para los editorialistas. El análisis se lo dejaba a los compañeros de corbata, en la redacción, o a los expertos que salían explicando factores geoestratégicos con grandes mapas coloreados como fondo y a los ministros que asomaban la sonrisa en el informativo de las tres, muy atareados en Bruselas, hablando siempre en plural: nosotros hemos, nosotros vamos a, nosotros no podemos tolerar. Para Barlés, el mundo se reducía a planteamientos más simples: aquí una bomba, aquí un muerto, aquí un hijo de la gran puta.”

Territorio Comanche – Arturo Pérez Reverte.

Alex James dijo...

Opino que la justicia debe ser transparente siempre. En una democracia el pueblo tiene derecho a estar informado de forma clara y objetiva.

El Maestro de Esgrima dijo...

Desafortunadamente, ya sabemos que lo que vende es el morbo y que este juicio lo tiene. Y mucho.

Por ello, sacan imágenes de la reconstrucción del crimen, de las cámaras de CCTV de los comercios, etc. en todas las teles y creo que eso se debería quedar en la sala del juicio para deliberación del jurado y del Tribunal y no para ir fomentando más el morbo por el asesinato de Nagore.

Aquí un asesinato, aquí las pruebas, allí un hijodelagranputa que sólo espero que se pudra en la cárcel.

Chantreana de mala hostia dijo...

Vuelvo a estar de acuerdo con mi vecino "Chantreano que se descojona", por lo que no niego cierto grado de preocupación ideológica por mi parte, es decir, o yo me he vuelto conservadora o el no es tan tradicionalista como yo pensaba.

Pagafantas sindical dijo...

Aquí un menú,aquí un sindicalista de la UGT pagando 300 euros por una cena, aquí la madre del cordero en Navarra

M i K e L dijo...

Y veréis hoy el morbazo del fin de juicio, con las últimas alegaciones y la petición de condena. Además dará pie para hacer un resumen total de las declaraciones más desagradables, los testimonios más desgarradores y hasta algún programa especial. Y diréis misa pero las audiencias se dispararán por mucho que os quejéis de lo malo, malísimos que son los medios de comunicación. La gente hoy hará zapping para buscar lo del juicio, seguro.

Nerea dijo...

Sólo una preguntica, quizás con relación a lo de los Lunes Lilas. ¿Qué os parece que ahora algunos pretendan clasificar el crimen de "violencia de género"?

Redacción LTXD dijo...

Esta tarde tendremos aquí íntegro el discurso leído esta mañana por la Plataforma Lunes Lilas, con sus valoraciones y consideraciones sobre el final del Juicio. Ése de la nomenclatura es uno de los temas que se abordan.