Las entrevistas txistorreras

Sea con preguntas de nuestros lectores o sea respondiéndonos a nosotros, no tienen desperdicio. Y hay quien se atreve a responder...

Entrevistas

Incorrección política

El análisis y comentario político, de cuestiones navarras y del resto del mundo, nos lo da sin tapujos el politólogo y escritor Juan José Domínguez

Juan José Domínguez

Hablemos de dineros...

Con lo que nos cuentan El Filibustero y Jesús Jiménez, "Er Jimi", entendemos de fábula las cosas de la Economía navarra y del mundo

Economía

lunes, 2 de noviembre de 2009

Comienza el juicio por el asesinato de Nagore

Txistorreros embedeando vídeos



8 comentarios: on "Comienza el juicio por el asesinato de Nagore"

Chantreano que no se descojona dijo...

Me da escalofríos la normalidad del tío, un careto más, de los cientos con los que te cruzas a diario.

No sé, me acojona eso, ver que un jicho tan jodidamente anodino sea capaz de cometer uno de los crímenes más bestias de los que he tenido noticias.

Asusta sentir la crueldad tan cerca,tangible casi, y esas imágenes... en las que todo aún tenía remedio.

Ojalá hubiera cadena perpetua. Este tío con 40 años está en la calle, dentro de trece.

Don Asperillo dijo...

Chantreano, también como de costumbre, se desprende mucho sentido común en tu comentario.
Aunque soy partidario de la frase de Dª Concepción Arenal, "Odia al delito y compadece al delincuente". Creo que para este tipo de crímenes, como para otros muchos, debe de tener una aplicación máxima en la pena y la cadena perpetua es lo más humano que se puede determinar para esta persona.
Porque a donde él ha enviado a Nagore, no se sale. Pero de donde le van a mandar a él se vuelve, salvo que la sociedad lo resuelva con medidas apropiadas que ejerzan su fuerza cohercitiva frente a este tipo de agresiones y se lo piense quien vaya a cometer una brutalidad como esta.

Anónimo dijo...

Da un poco de miedo ver que os animais a pedir cadena perpetua, cuando está demostrado que no sirve para nada, os recuerdo que el siguiente paso es pedir la pena de muerte..., prudencia. Un delito como este pide justicia al máximo nivel, pero debemos mantener la serenidad y exigir a la sociedad respeto a las mujeres y además deslegitimar la violencia machista para que estos crímenes brutales no vuelvan a repetirse.

Chantreano que no se descojona dijo...

¿Prudencia? ¿Hay más prudencia que desear que nadie se pueda cruzar de nuevo con un tipo así?

Más prudencia no se me ocurre, hacia la víctima y futuras víctimas, claro. Hacia nosotros.

Anónimo, no creo en el concepto cristiano de la redención, el perdón y demás milongas. Lo siento. Quien ha matado es un asesino. Hay actos que no tienen regreso, y quien los comete tendría que apechugar con ellos perpetuamente. No hay forma de volver a ser un no-asesino, por mucho que la sociedad, o parte, quiera darle una segunda oportunidad de no serlo... o de serlo, que casi siempre se nos olvida, por que ya lo es, para siempre.

Hay líneas que se cruzan y una vez cruzadas se borran. Allá tú si las cruzas porque yo no soy nadie para repintarlas para que puedas volver de donde no tuviste que llegar jamás.

La cadena perpetua me parece lo más justo, tan alejada, por cierto, de la pena de muerte como el día de la noche.

Amaiur Elizari dijo...

Un tipo de 27 años, psquiatra, con toda la vida por delante, con curro... en fin, nos hemos vuelto locos. De todo esto saco lo que dice chantreano, el ver que es un rostro de los que te puedes encontrar por clase, en la compra o viendo un jodido partido en un bar, totalmente fuera de cualquier tipo de sospecha. No seré yo quien diga el tipo de condena que se merece, o por otro lado si son muchos o pocos años los que se le meta, pero lo hecho, hecho está y a Nagore, como a otras tantas mujeres que engrosan una interminable lista, nadie la va a devolver, y queramos o no, a este chico ya se le ha jodido la vida en vida, jamás volverá a ser uno más, tanto estando en una cárcel como fuera de ella. Entiendo a la familia de la víctima, pero aquí no hay un precio justo que nos deje a todos contentos y la justicia casi nunca suele dejar contentos a ninguno.

estitxu dijo...

Y yo pienso: ¿es necesario ver todas esas imágenes? ¿necesitamos toda esa información? ¿o ya lo que nos llama la atención es puro morbo?

Me parece que ya es pasarse; ahora, a quien le toca ver y escuchar pruebas para juzgar es al juez, el jurado, y los profesionales pertinentes, no a nosotros.

Mucho se ha comentado que la imagen de este hombre ha tardado en salir a la luz -aceptémoslo, somos unos carroñeros que quieren una cara, alguien a quien juzgar, un culpable al que señalar y en el que desahogar nuestra sed de venganza-, e incluso, al principio, la madre de la víctima pedía una disculpa por parte de la familia de él. No lo quememos en la hoguera de la plaza, ya está en juicio. Y por lo que respecta a su familia, está claro que siguen teniendo al hijo vivo, pero no debe ser plato de buen gusto tener que hacer una llamada para avisar de dónde se encuentra tu hijo, el que ha hecho esa barbaridad, y tener que seguir para delante.

Vuelvo a lo primero, ¿no os parece que esto ya rezuma morbo?

Alex James dijo...

Opino lo mismo que ha expresado en sus dos comentarios el Chantreano que no se descojona.
Lo suscribo totalmente, con puntos y comas.

pravda dijo...

- No me gusta juzgar alegremente, creo que en determinadas cicunstancias (amenaza a un hijo) cualquiera y digo cualquiera es capaz de matar..
- Ahora bien, se puede matar en un acceso de ira (de miedo irreprimible a las consecuencias, etc) pero inmediatamente después darte cuenta de lo que has hecho y entregarte a la policía. Pero lo acontecido ese día no concuerda con esa imagen.
- Y mucho menos la imagen actual, de interpretar un papel dictado por tu abogado para intentar disminuir el número de años que debes cumplir en la cárcel, eso es nauseabundo, es pensar "Como ella ya está en el hoyo, yo voy a intentar estar el menor tiempo posible en el agujero"
- No veo arrepentimiento, veo frialdad calculada, veo a una persona que pretende seguir con su vida después de pagar por ello, como quien paga el peaje de la autopista y eso me asusta como ciudadano.
- Antes del juicio intenté darle el beneficio de la duda, ahora espero que un tipo así esté el mayor tiempo posible fuera de la circulación, no veo propósito de rehabilitación en su actitud.
- MI solidaridad con la familia de Nagore y también con la del acusado, aunque si yo fuera los padres revisaría qué hecho mal a lo largo de mi vida para modelar esa personalidad, descartando como descarto la enfermedad mental.
Sí hay morbo, pero las personas necesitamos saber hasta qué extremos puede llegar el ser humano, para intentar escarmentar en cabeza ajena, para vacunarnos de la violencia incontrolable, etc.