Las entrevistas txistorreras

Sea con preguntas de nuestros lectores o sea respondiéndonos a nosotros, no tienen desperdicio. Y hay quien se atreve a responder...

Entrevistas

Incorrección política

El análisis y comentario político, de cuestiones navarras y del resto del mundo, nos lo da sin tapujos el politólogo y escritor Juan José Domínguez

Juan José Domínguez

Hablemos de dineros...

Con lo que nos cuentan El Filibustero y Jesús Jiménez, "Er Jimi", entendemos de fábula las cosas de la Economía navarra y del mundo

Economía

miércoles, 14 de octubre de 2009

Reyno de Navarra, o como quemar un (flojo) eslógan

Por JAVIER DOMÍNGUEZ
Dice ser "licenciao" en Periodismo y Comunicación


La penúltima idea del Gobierno Foral, el rebautismo de la zona hospitalaria de Pamplona, me parece una de las más descabelladas en materia de naming que recuerdo. Fusionar el Hospital de Navarra con el Hospital (antes Residencia) Virgen del Camino puede tener motivos logísticos; pero lo que más les pone a nuestros gobernantes es la posibilidad de llamarle Reyno de Navarra (supongo que se ahorrarán el "Tierra de Diversidad").

El gran César Oroz, siempre genial, mostraba la semana pasada a Miguel Sanz vestido de rey medieval ante el eslógan "Reyno de Tabarra", diciéndole un bufón que "lo mucho cansa". Y nada hay peor que un eslógan que no se cree ni la propia "empresa", conformada en este caso por toda la ciudadanía. Eslógan que, además, y a base de vueltas de tuerca, ha quedado vaciado del poco sentido que tenía en el origen.

Recordemos. Cuando en 2006 se presentó en FITUR la marca turística Reyno de Navarra, resultaba difícil saber qué valores querían trasmitirse. Parecía que se hacía una apuesta por la Historia del territorio, tal vez a través de la potenciación turística de los restos de aquel reino que fue referente de la Cristiandad Ibérica, de las rutas de castillos y murallas en buen estado, de la gastronomía que hunde sus raíces en el pasado. En tres palabras se intentaba resaltar el pasado "glorioso" de Navarra, aquel "reyno independiente"; y, sin embargo, y casi a la vez, el Gobierno decía que lo de 1512 no fue una conquista, sino una especie de acuerdo entre castellanos y navarros. Además de ser un insulto a la Historia, aquella teoría desactivaba el propio lema turístico.

La Historia, lo único que podía sugerir aquella marca, desapareció en las siguientes acciones publicitarias. O alguien equivocó el foco, o se creyó demasiado la teoría goebbelsiana de la reiteración. "Reyno de Navarra" se convirtió en un campo de fútbol, dos equipos de balonmano, uno de fútbol sala, un pabellón polideportivo. Se podían transmitir valores de esfuerzo, de superación... pero nada relacionado con la Historia. No reforzaba el mensaje que podía transmitir el eslogan, la idea de una tierra que cuida y guarda su pasado. A nadie se le ocurrió promocionar las fiestas medievales bajo la marca Reyno de Navarra, o llamar al Festival de Teatro Clásico de Olite "Festival de Teatro Reyno de Navarra". Los carteles promocionales más grandes se pusieron en el recorrido del encierro de Pamplona, junto a la hornacina y en el callejón. ¿Motivos de corte histórico, resalte de monumentos...? No: simple y pura visibilidad televisiva.

Ahora se apuesta por usar la marca como nombre de hospital. En mi opinión, un error. Dice la experiencia que los hospitales, fuera de la propia comunidad, sólo son noticia en caso de catástrofes: "Mueren dos pacientes de gripe A en el Hospital Reyno de Navarra de Pamplona", "65 heridos del encierro trasladados al Reyno de Navarra"... pongan el ejemplo que quieran. Por otra parte, renombrar un Hospital con un eslógan turístico no deja de ser curioso: ¿imaginan el Hospital de Cruces rebautizado como "Hospital Euskadi, Ven y cuéntalo"? Eso, por no pensar en un hospital murciano llamado "Complejo Hospitalario Qué hermosa eres".

Francamente, y dejando de lado aquel ochentero proyecto socialista de unificación de los hospitales en el Complejo Hospitalario Irunlarrea, había cien mil nombres posibles. Desde "Complejo Hospitalario Navarra", hasta un "Hospital Foral de Navarra", pasando por un legal "Hospital Universitario de Navarra" (legal puesto que tanto Virgen del Camino como el Hospital de Navarra sirven para la formación de estudiantes universitarios de Enfermería y Medicina). Pero, sin preguntar ni estudiar el asunto, había que amortizar lo que costó la campaña turística. Sólo podía pasar aquí.

15 comentarios: on "Reyno de Navarra, o como quemar un (flojo) eslógan"

Nerea dijo...

Me parece que no van a parar hasta que la estatua de los fueros, en vez de sostener la ley foral, sostenga un cartel de Reyno de Navarra o, en su defecto, Pamplona 2016. Tiempo al tiempo.

Anónimo dijo...

Como veo que en este blog se está últimamente puntilloso con la otografía (artículo de Izu, el cartel con la "Y" acentuada...) os informo de un error que cometéis en este artículo, y que además reiteráis: es la palabra "eslogan". Bien el hecho de castellanizar el anglicismo, como supongo que recomienda la R.A.E... pero os recuerdo una de las reglas ortográficas más básicas que no habéis recordado en este caso. Las palabras llanas llevan tilde siempre, EXCEPTO EN EL CASO de acabar en vocal, "N" o "s". Por lo tanto, la forma correcta de escribir "eslogan" es ésta, no "eslógan", como vosotros hacéis.
De nada.

Anónimo dijo...

...oRtografía, no otografía... lo mío ha sido error de mecanografía, que también los hay :P

Juli Gan dijo...

¿Y alguien explota los derechos del nombre en cuestión? Porque sólo falta la sgae con la factura en ristre si todo se llama "reyno de Navarra", comisión de bienes. Ah, y lo del hospital de Murcia, es que "virgen de la Arrixaca", es tan difícil que parece vasco XXXDDD.

Chantreano que se descojona dijo...

Oye... menudo descubrimiento, lo de curces digo (que siempre evocan esquelas, muerte...caos y destrucción). Eso de cambiarlo por algo que diga ven y cuéntalo, cualquier hipocondríaco, yo por ejemplo, firmaba ahora mismo ese cambio. Hospital Euskadi ven y cuéntalo.
Hospital qué hermosa eres para la maternal no lo veo inadecuado, es más, me gusta, porque a ver quién tiene cojones de decir a la salida de la visita que la cría de turno, la neo murciana es más fea que un dolor y que se parece a la abuela Nicasia, la de la verruga gorda. Mano de santo contra la parentela con vocación de mosca cojonera.

Lo que es de juzgado de guardia es la palabra complejo... complejo, joder, complejo... eso es como llamarlo casi irreversible, coño. Lagarto, lagarto (homenaje al jeroglífico jajaja. Me quedo más tranquilo sabiendo el significado de ayer, que no pillo una. jajaja).

Como decía Woody Allen en una peli, las dos palabras más hermosas que te pueden decir no son “te quiero”... sino “es benigno”. Pues eso, propongo Hospital es benigno.

JD dijo...

Mea culpa, mea culpa, que me he colado con la tilde. Al final, pa' meter la gamba, casi que mejor haberlo puesto en anglo-saxon. Gracias por la corrección.

P.D.: No es que me equivoque varias veces... es que me he colado en todas. Al menos he sido coherente, aunque errado (y herrado también, porque es gordo).

Mikel dijo...

Ya que estamos con los errores: los súbditos de Obama no subieron las fotos de las hijas de Zapatero a Facebook, sino a Flickr.

Lo hago por joder, más que nada.

El problema empieza cuando los navarros empecéis a decir "me voy al Reyno de Navarra". "Pero a dónde, ¿al hospital, al campo de fútbol o a la panadería?".

Zaldiko dijo...

Al final utilizaremos lo del "Reyno de Navarra" para todo menos para referirnos al Reino de Navarra; una entidad política con la que nos gobernamos/nos gobernaron durante unos 800 años. A lo mejor es lo que quieren: que de tanto usar el nombrecito para el turismo, para el deporte, para cualquier cosa... nos olvidemos del significado original político e histórico del término.

Redacción LTXD dijo...

Mikel:

Dicen las reglas del humor que hay que saber los límites del público. Y entre nuestro público tenemos absolutamente de todo... pero, desde luego, es más conocido (o menos desconocido) Facebook que Flickr.

Oiga: que ya, si nos ponemos frikis del todo, pues mostramos a Zapatero pidiéndole a Obama que le mande una invitación para Google Wave y dejamos al 95% de nuestros lectores ojipláticos perdidos.

pravda dijo...

Hay que esperar a ver cómo es la indumentaria del personal del Hospital, igual es un tocado medieval de monjas hospitalarias y los médicos con túnicas benedictinas...el aldeanismo de alguno empieza a no tener límites, ¿Quién asesora a estos políticos? Que se vayan a casa a leer por interné, pero a su costa...
Nombres, había mil, ahí está Nicasio Landa, fundador de la Cruz Roja Internacional y médico eminente, o bien, Hospital Mahía Kuuuutz, Mahia aaaa...o bien "Hospital del mozo empitonado en el glúteo en Cuesta de Santo Domingo"...

M i K e L dijo...

Cómo sois de descreídos, lechones!!! Pero si esto de Reyno de Navarra hasta está más o menos bien visto desde los más ultramontanos requetes hasta los borrokas, aunque a algunos, los menos, les gusta más hablar del Estado Baskón de Nabarra. Y sólo imaginar cómo pronunciaría Rajoy (o algún que otro borroka famoso) algo con tanta ERRE, dios!, cómo me pone!

Syldavo dijo...

Nuestros antepasados para escribir sus apellidos también usaban la y, o sea, la ye o i griega, no la i latina (Yrigoyen, Yndurain, Yzu, Ylarregui, etc.), igualico que hace ahora el Gobierno de Navarra, que ha decidido hacer omnipresente eso de Reyno de Navarra.
Al principio pensamos que era algo anecdótico, un simple lema turístico del departamento que se encarga de ese ramo. Ya se sabe que en el mundo de la publicidad, que es de lo que se trataba, atraer turistas para que se dejaran sus dineros, no sólo son tolerables sino recomendables las licencias lingüísticas, ortográficas y estilísticas con tal de llamar la atención del posible cliente o comprador. Así, “Movistar Te Abla” atrae más el ojo que si llevara la hache donde le corresponde; el Movimiento Okupa luce mucho más con ka que con ce, y el título de la película “Crimen Ferpecto” no es ningún error sino otro efectivo recurso. En fin, que era una ocurrencia de los publicistas contratados por el consejero Corpas que duraría lo que duran ese tipo de campañas. Pero no; lo de Reyno parece que ha venido para quedarse. Ya tenemos un estadio de fútbol que se llama Reyno de Navarra (el que algunos seguiremos llamando el Sadar toda la vida, por cabezones y porque sigue estando junto al río Sadar, en la zona del Sadar y en la calle Sadar); pronto un pabellón deportivo, y ahora nos amenazan con un hospital.
Vamos, que la cosa tiene más fondo de la que pensábamos. Se trata de continuar y ampliar esa peculiaridad navarra de utilizar expresiones medievales, a caballo entre el romance navarro y el castellano antiguo, para nombrar instituciones que pertenecen a las más sagradas entrañas de nuestra identidad foral. Ahí tenemos la Cámara de Comptos donde otros solo prosaicos tribunales o cámaras de cuentas, el Amejoramiento del Fuero donde los demás tristes estatutos de autonomía, la Ley Paccionada donde otros incurrirían en la vulgaridad de decir ley pactada, el Rey de la Faba donde los demás dirían haba, y ahora el Reyno de Navarra.
Volvamos al pasado, pues, reivindiquemos nuestro derecho a ignorar la evolución de la lengua y a rebelarnos contra las imposiciones ortográficas de la Real Academia Española (igual que la más sana doctrina foralista impugna la labor de unificación lingüística y ortográfica de otra Academia muy sospechosa, la vasca, que está acabando con nuestro patrimonio dialectal con diabólicas intenciones). Recuperemos nuestra libertad para nombrar y escribir las cosas a nuestro aire y diferenciarnos de otras comunidades carentes de nuestra recia personalidad.
Ahora que hay una comisión para reformar el Amejoramiento es el momento propicio para rebautizar adecuadamente unas cuantas instituciones. Ese neologismo de Comunidad Foral inventado en 1982 será sustituido por Reyno de Navarra; el Gobierno de Navarra pasará a ser la Diputación del Reyno; el Delegado del Gobierno volverá a ser el Virrey; el Parlamento de Navarra pasará a ser los Tres Estados del Reyno de Navarra reunidos en Cortes; el Ayuntamiento será sustituido por el Regimiento; el Departamento de Hacienda por el Patrimonial; el Consejo de Navarra por el Consejo Real; el Tribunal Superior de Justicia por el Tribunal de la Cort; los policías forales serán alguaciles y sayones, los inspectores de Hacienda recaudadores y los administrativos escribientes.

JD dijo...

Syldavo (también con Y): plasplasplas. Muy grande.

Anónimo dijo...

Syldavo:
y se hablarà vascuence y romance en la calle, mientras que los documentos se escribiràn en provenzal. Qué bien para los de Politica Lingüistica!

txoka dijo...

VERGUENZA¡¡.....es lo k siento. Y a ver como nos lo venden en el 2012....k se kumplen 500 años xdxdxxd