Las entrevistas txistorreras

Sea con preguntas de nuestros lectores o sea respondiéndonos a nosotros, no tienen desperdicio. Y hay quien se atreve a responder...

Entrevistas

Incorrección política

El análisis y comentario político, de cuestiones navarras y del resto del mundo, nos lo da sin tapujos el politólogo y escritor Juan José Domínguez

Juan José Domínguez

Hablemos de dineros...

Con lo que nos cuentan El Filibustero y Jesús Jiménez, "Er Jimi", entendemos de fábula las cosas de la Economía navarra y del mundo

Economía

jueves, 10 de septiembre de 2009

Un grupo pide que no se suban al Monumento

Facebookeando

Es lo que tiene Facebook: iniciativas que, en otras circunstancias, no saldrían de la cuadrilla... se convierten de repente en un grupo virtual de gente que se muestra de acuerdo con los temas más inverosímiles. Desde "Apuesto a que encuentro 100.000 personas a las que les caiga mal la Duquesa de Alba", hasta movimientos contra Chávez. Todo tiene su espacio en una de las redes sociales más poderosas (y que Twitter nos perdone) que hay a día de hoy.

Las iniciativas globales se mezclan en Facebook con las más locales, y de una de ellas os hablamos. Un grupo de pamploneses, pamplonesas y otras gentes de buen vivir se han puesto manos a la obra en su cruzada: impedir que la gente se suba al Monumento al encierro de la calle Roncesvalles. Probablemente no tenga eco en los medios, y es casi seguro que al Ayuntamiento le importe un pito, pero la cosa está ahí.

La escultura, pagada por la CAN (y, por lo tanto, por todos los navarros) se ha convertido en toda una atracción. No sólo turística, que también (los veinteañeros americanos se la gozaban en Sanfermín), sino igualmente una atracción de feria en la que dejar a los críos mientras nos tomamos un café o hacemos compras. Pero 661.000 euros la convierten en la feria más cara que conocemos. Además, y tal y como se preguntan los impulsores de este grupo Facebook, nadie se imagina que los visitantes de Madrid se subieran a fotografiarse en La Cibeles.

El autor del monumento, Rafael Huerta Celaya, se lamentó en su momento de la costumbre adquirida: “Creo entender también que hay una tendencia a considerar las esculturas públicas como si fueran tiovivos de feria a los que se puede subir y pasárselo bien […] Vivimos unos tiempos de absoluta falta de respeto ante la obra artística”. Cuando dijo aquello, el concistorio pamplonés anunció que prefería “que los ciudadanos disfruten de la escultura” antes que vallarla o protegerla. ¿Qué opinan nuestros lectores? Alguno, en Facebook, ha sido tan malo que ha preguntado si Pérez-Cabañas también está en contra de que la gente se suba. Desde luego, cómo somos.

Nota de la Redacción: los nacidos en los 70 y principios de los 80, especialmente los que vivían en San Juan e Iturrama, recuerdan haber jugado (y mucho) escondiéndose en el amasijo férreo que hay casi en el centro de la Ciudadela. Una escultura que manchó muchas prendas infantiles con el óxido y el agua que se estancaba... hasta que a una niña la tuvieron que sacar los bomberos. O, al menos, eso nos dijeron nuestros padres.

33 comentarios: on "Un grupo pide que no se suban al Monumento"

Chantreano dijo...

Las esculturas, que en moderno son instalaciones, y la interactuación con ellas, como hacíamos con el toro de la ciudadela por ejemplo, redescubriendo sus recovecos y buscando la sillita interior, que siempre estaba ocupada por algún crío hierático en postura zen (antes de generalizarse el zen, antes de democratizarse por lo tanto); es dar un paso más en el disfrute del arte: lo visual sólo ya no vale sino que se suma a lo táctil para tener un conocimiento global de la obra. A veces, los más arriesgados, nos rompíamos la crisma para superarlo, otro paso más, subidos a hombros de gigantes para obtener una sabiduría mayor, incluíamos el gusto a baba y sangre obtenido al despeñarnos desde las alturas, con hostión en la barbilla como peaje para lograrlo.

El arte como constatación del dolor humano, el arte como metáfora del sufrimiento ante el conocimiento, que nunca es total, siempre frustrado, por mucho que pongamos de nuestra parte por alcanzarlo. Todo iba encaminado hacia esa nueva etapa, el sacrificio de algún alma cándida como conquista de un nuevo escalón, pero quedó entorpecido para siempre por la colocación de ese campo minado de flores. El poder político, terrenal y esclavista, evitando siempre que la población rompa las cadenas, que lo tienen atado a la caverna, para que pueda salir al exterior y cegarse con la sabiduría en su verdadera forma.

Conclusión, coño, joder... hostia, elevemos hoy el listón intelectual, todos juntos, y marchemos por esa senda de placer más expansivo, que si alguien ha estado en Verona, por ejemplo... ya sabe cómo está la teta de Julieta.

Hastiado dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
enrique dijo...

Yo no veo nada malo en que la gente suba a hacerse la foto.

de hecho, el arte es para disfrutarlo además de para mirarlo.

seguramente debieron haber tenido en cuenta esta tendencia a subirse a todo lo que se puede al encargar la obra, pero aun así creo que no tiene por qué sufrir daño alguno con esta práctica si se hace con un poquito de educación y respeto (valores que no andan muy sobrados ultimamente)

subirse sí, hacer el cafre, no.

El tío Goyo dijo...

Las caretas son cojonudas JD imprescindibles,...

besarkada andi bat

Nerea dijo...

Totalmente de acuerdo con Enrique. El mundo está forrado de esculturas en las que ya es tradición subirse y hacerse la foto. Al final hasta se convierten en atracción turística. Mientras no deterioren la escultura, ¿qué más da que la gente se haga la foto encima?

JD dijo...

A mí, personalmente, me parece una cosa curiosa ver a la gente subiéndose al monumento al encierro para hacerse la foto. No sé si lo calificaría de "simpático": en realidad me parece tan aldeanada como el que va a Il Campanile de Venecia y escribe "Aitor, Barakaldo, estuvo aquí". Creo que, para sacarse las fotos, con ponerte delante suficiente.

Lo que pasa es que turistas son los menos. Los más son niños que la usan como juguete, y eso no me acaba de convencer. La culpa, como diría Torrente, es de sus padres... pero no sé, no lo acabo de ver.

Vale, igual no se rompe. Vale, igual el escultor ya tiene el molde para volver a hacerla (y volver a cobrar) si eso ocurre. Pero deteriorarse, Nerea, se deteriora: ¿o es que los pitones de los toros eran dorados al llegar? Eso es desgaste del bronce, erosión de las manos que pasean por ellos, etcétera. O sea, deterioro sí hay.

La escultura de la Ciudadela... qué recuerdos. Por cierto, Chantreano: yo nunca vi un toro en ella, me parecía un simple amasijo. ¿Sería cierto que una niña se quedó atascada? Quién sabe.

Y respecto a lo que dice el Chantreano de "el arte como constatación del dolor humano"... el día que, con la estatua mojada, un niño se resbale y se clave el cuerno de bronce en el ojo, en la boca, en la barbilla o en el mismísimo ano, ¿qué pasará? ¿Reclamarán los padres indemnización al Ayuntamiento?

Chantreano dijo...

JD, a mí me pasa lo mismo, pero lo llamaban toro, ¿no?, creo recordar que así era, pero vete a saber. Y por cierto, no tengas duda de que algún crío se partirá el alma y que el ayuntamiento será denunciado, que se montará un pollo de mil pares de cojones y que terminarán por poner unas vallas hasta el cielo para jodernos la visión y el disfrute, con tal de que no se vuelva a repetir el cristo. El padre (o madre) que permite a su hijo (o hija) subirse a los bronces tiene que saber de los riesgos que eso conlleva, y si no lo sabe, merece que le retiren el carneto de progenitor A (o B) para los restos, por gilipollas, que el Arga tampoco está vallado y si yo no sé nadar y me acerco y me caigo y me ahogo, la culpa es sólo mía, aunque mis herederos quieran sacar tajada de la desgracia, empurando al ayuntamiento. Más sentido común, cojones, que los mocetes parecemos últimamente los adultos, coño.

Los padres del crío tullido o tarado, con tal de no asumir su responsabilidad hacia su vástago, querrán que la pena caiga sobre el alcalde de turno, que sea quien sea, se lavará las manos culpando a la que ahí puso el invento, que no es otra que la Barcina claro, que sea o no su culpa, como chivo expiatorio, aquí llamado el capacico de todas las hostias, no tiene precio. Cuando no esté, más de uno la va a echar de menos, que contra ella por sistema, uno vive de lo más tranquilo: el mundo y su tramoya tienen explicación, y sencillísima.

Al igual que el carril bici montado, ahora que he vuelto a andar en ella después de un par de lustros, me parece la mayor chapuza hecha en años, a mi me gusta la peatonalización de la zona de Carlos III y cómo queda el grupo escultórico integrado en ella. Incluso me gusta la leyenda, simple, contundente, descriptiva: encierro, con dos cojones y a tomar por el culo; así somos y así parece que queremos seguir siendo una temporada, y al que no le guste que se de cuenta que está en minoría y que se de media vuelta, discrepe y circule, que las mayorías aún tienen también derechos. Como decía el cordobes, más cornadas da la vida... y yo añado que no la prohiben por eso.

Por cierto, que aunque he perdido el apellido, me sigo descojonando igual, que o no sé o no se puede variar el nombre de la cuenta de gmail una vez registrado... y ya me jode.

Anónimo dijo...

Hola a todos que tal, todo eso del respeto y lo del civismo creo que es una cosa logica y que se entiende,aunque haya mucha gente que no sepa donde se encuentra,lo que no me queda tan claro es que se diga que el grupo escultorico del encierro esta para interactuar con el.si no que se lo pregunten a los autores de los violonchelos espuestos el año pasado en el paseo sarasate, unos cuantos dañados, por interactuar con ellos, o las vacas expuestas en diferentes ciudades españolas, otro monton destrozadas por lo mismo.
¿Serian capaces de decirme algun otro grupo escultorico famoso de cualquier ciudad con el que se interactue?
No creo que nadie interactue con la cibeles en Madrid, ni con la araña que hay delante del guggenheim de Bilbao, ni nadie se sube a los hombros de la famosa sirena de copenhague para sacarse una foto, y ni por asomo se me ocurriria meterme en la fontana de trevi de Roma a darme un baño, etc,etc.
Que sera lo siguiente, bañarse en la plaza de merindades........

Un saludo.

Redacción LTXD dijo...

Chantreano, creemos que sí es posible cambiar el nombre una vez registrado. Te mantendremos informado, por aquí o por mail. Vamos a pedir a nuestro "departamento técnico" que nos dé una respuesta.

Redacción LTXD dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Por incordiar nada más dijo...

Al anónimo de las 13:57... ¿tienes la tecla de las tildes pasando la ITV? Porque en este blog hay que tener un nivel, después del "atildado" artículo de Miguel Izu con el posterior debate sobre la gramática, el gerundio adjetival y el sexo de los ángeles y de los pollos. O si es por ahorrar (ya se sabe que el precio del kilo de tilde se ha puesto por las nubes) yo le envío cuarto y mitad de acentos por correo urgente, y de regalo le pongo 3 metros de diéresis y un puñado de haches, que últimamente tienen también poca salida. A ver si regalándolas...

Nerea dijo...

Último Anónimo, da la casualidad de que los ejemplos de esculturas y monumentos que has dado no es que sean tan accesibles como la estatua del encierro. Meterte en la Fontana di Trevi o en La Cibeles supone mojarse y llamar bastante la atención, la verdad. Pero acercarse a la estatua de Julieta en Verona, a las letras de "I amsterdam", a la estatua de Molly Malone en Dublín o a la recién puesta Mafalda en San Telmo no es nada alejado de la realidad. Hay miles de estatuas en el mundo que se convierten en atracción turística al hacerse famosas por esa "interactuación". ¿O no?

Y JD, cuando digo "deteriorar" me refiero más bien a que alguien se cargue un cuerno o un periódico, no al desgaste del material. Bastante desgastada está la teta de la mencionada Julieta de Verona y cientos de figuras religiosas por todas partes. Creo que al final ese desgaste también forma parte del encanto de la obra.

¿O acaso no nos jodieron a todos cuando al rededor de la escultura de la Ciudadela pusieron un montón de flores incorruptibles? :(

Txikito de Atarrabia dijo...

Sin malos pensamientos y con respeto:
¿Subirse a un monumento es motivo para un debate?
Otra cosa es que uno se pudiera subir a las cachas de Beyoncé. Aquí si estaríamos ante un logro monumental.

JD dijo...

Nerea: entiendo a qué te refieres con deteriorar, pero entiéndeme tú también. Resulta que San Fermín no era negro, es cosa de las velas. ¿Es parte del encanto, adulteración del arte...? Muy relativo el asunto.

Aquí estamos hablando de un "estropeamiento" (para no decir deterioro) evitable con un poco de civismo. Yo es que, personalmente, ir a ver una estatua y tocarla por "interactuar" no acabo de entenderlo. Lo entiendo en el caso de los ciegos, por ejemplo, y me encantan esas maquetitas metálicas que ahora ponen al lado de algunos grandes monumentos como murallas, catedrales... Eso me parece fantástico, es acercar el arte.

Ahora bien: yo insisto en que la interacción puedo entenderla también en determinadas estatuas. El torero sentado de Vitoria, por ejemplo. Si lo sientas en un banco, siéntate al lado. Vale, perfecto. En el monumento al encierro te tienes que subir a una peana! Joder, ya se ve que "no está para interactuar".

En cualquier caso, si aquí se apuesta por interactuar, interactuemos. Libertad ¡YA! para, cuando veamos el David de Miguel Ángel, ir a tocarle los cojones. Literalmente.

Anónimo dijo...

Interactuar: con ese neologismo se justifican desmanes, gansadas y actuaciones carentes de toda educación y respeto para un monumento que está ahí para ser observado. Cuánto daño han hecho los museos de arte moderno y los museos de ciencias con ese concepto. Está muy bien que ellos presenten esas exposiciones en las que piden que el público participe tocando las obras o las instalaciones creadas para tal fin, ya que están diseñadas para ello y sin la participación de los asistentes al Cosmocaixa o al Guggenheim de turno no tendrían el mismo interés. Pero los monumentos "clásicos" de las ciudades están para ser observados, fotografiados... no para jugar con ellos ni para hacer el orangután para echar unas risas con los colegas o para que los padres vean lo monos que son sus niños subiéndose en la chepa de un toro. Ellos no hacen el bobo, ni están deteriorando nada: ellos, como oyeron en su visita al Museo de la Ciencia de La Coruña, están "interactuando" con la obra, que queda como muy intelectual y muy fino.
Pues bien: la próxima vez que en mi curro uno de sus niños me toque las pelotas (cosa que sucede bastante a menudo), mi mano "interactuará" con el cogote de su retoño. Que no, que no será una colleja, que eso sería una falta de educación y violencia contra un niño. Lo mío es apreciar la obra de arte que es su hijo interactuando con él.

Redacción LTXD dijo...

Txikito de Atarrabia: parece que debate sí que había, ¿eh? ;-)

Nerea dijo...

Bueeeeeeeeno, a ver. Si fuera madre, muy probablemente no dejaría que mis hijos se subieran a la escultura, egoístamente más porque no se rompan la crisma que por el posible deterioro de la escultura (en este caso concreto), la verdad. Y es que hay esculturas y esculturas, y padres y padres.

En el caso de la del encierro, estaba cantado que la gente se iba a subir. Porque estamos rodeados de cazurros y porque está a huevo. Otro ejemplo: las inútiles y caras bolas de navidad que se pusieron en aquellas fechas, que no hacían más que estorbar y dar motivos a los chavales (y no tan chavales) para "interactuar" con ellas.

En conclusión, sí, está mal que la gente se suba y yo personalmente no lo haría, más que nada por tener todas las papeletas para dejarme la piñata en el suelo. Peeeeero tampoco podemos ir de indignados cuando es evidente que la gente va a tocar todo lo que pueda, por el aspecto público de la obra.

Más sentido común por parte de los padres y demás, como dice el Chantreano en su segundo comentario, pero más serenidad y menos indignación por parte de los contrarios.

Chantreano dijo...

Gracias txistorreros, o txistorros, he estado enredando por las opciones de gmail y no he conseguido nada. Soy un zoquete y toda ayuda será poca, que sin mi apellido me siento como en bolas.

Volviendo al tema. Yo es que soy un salvaje y tengo unas cuantas fotos interactuando con muchas estatuas de bronce. Ojo, he dicho bronce, bronce, bronce que considero que se presta a ello sin desperfecto alguno, que si el viento y lluvia y granizo las vuelven verdes, tocarlas ayuda a mantenerlas en forma.
Por cierto, como soy un ser humano contradictorio, y últimamente con tendencia en la zona abdominal a la fofería, mandaría guillotinar a todos los que sacan fotos con flash a los cuadros en los museos.

Mi primer posado fue salir subido en la cabeza de Goya en Zaragoza, hace como 25 años, y uno de los últimos, que lo tengo de fondo de escritorio, es tocándole los cojones al toro de Wall Street en New York, New York.

Al Jeminguay del café Iruña alguna colleja que otra también le ha caído, pero de eso no tengo documento fotográfico.

Redacción LTXD dijo...

Chantreano: lo hemos conseguido. Mándanos un mail a redaccion@latxistorradigital.com y te enviamos un minitutorial para explicártelo.

Anónimo dijo...

Alguien se acuerda de como le han estado jodiendo la gafas al doctor Arazuri estatua...?

JD dijo...

Coño, anónimo, pero eso era todavía con más alevosía y saña. Vamos, que no era por jugar, sino por gamberrismo. Profanación de estatua, podríamos decir. Una vergüenza. Lo mismo que la estatua a San Ignacio, ¿cuántas veces se cambio la cabeza porque desaparecía, la robaban...? Pues eso. No siempre se puede interactuar.

Nerea dijo...

Por cierto, en cuando a la nota de la Redacción al final del post... nací en el 89 y todavía entonces nos llenábamos de mierda la ropa por meternos en la estatua de la Ciudadela. ;)

Gorrión dijo...

¿A qué hora dan de merendar en este blog?

M i K e L dijo...

Por una vez y sin que sirva de precedente voy a estar con el Chantreano sin apellido, y es que si no quieres que te toquen la estatua pide que te la vallen, que la electrifiquen o que haya cañones laser que corten miembros a los que se suban.

En la plaza de Bizkaia de Bilbao, el monumento al hormigón en el centro de la capital del Universo conocido, pusieron una escultura (que podéis ver en la foto del artículo http://cort.as/3Nu ) que está rodeada de una especie de surtidores de vapor y luces psicodélicas. Pues bien, al poco tiempo una tierna infante se hizo una avería con las rejillas por donde sale el vapor y claro, ahora está lindamente vallada con una barandilla de cristal. La gente creía que era por las piezas de granito Zimbawe de la foto que son muy lisas, pero parece ser que no tuvieron en cuenta que los peques son unos metetes, que les da por correr cuando sale en vapor y que se podían pegar un buen moco (http://cort.as/3OE). En todos los sitios cuecen habas...

Me parece una verdadera moñada pedir que la gente no toque una estatua de bronce puesta tan a mano, y si algún loco bajito resulta empitonado por un cuerno de bronce incluso antes de poder correr en el encierro, entonces "las autoridades" tomarán cartas en el asunto y se armará la gorda. Somos primates curiosos y nos gusta toquitearo todo (uyyy, si nos dejasen, las sobadas que íbamos a pegar!), así que si pones una estatua en el dominio público, no sólo los locos bajitos supervisados o no por adultos, sino cualquier aborigen o turista va a estar tentado de meterle mano a ese toro que por lo menos no va a humillar, derrotar y empitonar o lo que hagan los astados. Y según lo graciosa que sea la foto saldrá incluso en la sección de El Jueves "¿Por qué el turista siempre es idiota?", si alguien toma un buen ángulo con el toro metiéndole todo lo duro justo por salva sea la parte, o subido al paseante de Vitoria-Gasteiz, o tocándole la entrepierna a Tonetti en Bilbao. Lo dicho, si no quieres que te toquen la estatua, o bien haces un engendro tipo las de Chillida o Lladró (me van a matar por esto), o la metes a un museo, o pones a un gorila día y noche que reviente la cabeza al que se atreva a pasar un dedo (mira un puesto de trabajo más... bueno, dos, el gorila y el finado).

yogüi dijo...

Buenas noches:
Me gustaria decirle a ese que solo entra en este blog "por incordiar", que en éste debate, como en todos, lo importante es lo que se dice y, no las tildes que uno coloque en las palabras.
Hay que decir que hay personas que colocan tildes, comas y puntos en frases y palabras carentes de sentido.
Pienso que el nivel en un debate o en una conversacion lo marcan las personas que intervienen en él, y tú desde luego no has aportado absolutamente nada.

Una vez dicho esto, y volviendo al tema que nos interesa, yo estoy a favor de cuidar y respetar el monumento.
En mi caso no tengo hijos, pero sí sobrinos, y jamas, jamas, les he dejado subirse.
empezando por que me parece una falta de respeto al autor gordisima,a pesar de que para algunos de nosotros nos parecera gracioso la tipica foto de recuerdo, pero para él creo que ha sido (como obra suya que es) bastante más que eso.
Por otra parte, en cuanto a lo apuntais y me he fijado que, a pesar de que discrepais en opiniones, en lo que sí coincidis es en que el dia que un niño se caiga , o se haga daño de alguna manera, entonces sí será el ayuntamiento el que tenga que responder.
Sería irónico que le fueran a pedir responsabilidad por no vayar o no prohibir la "interactuacion" con la estatua, aquellas personas que ayudan a subir a sus hijos a la peana y los suben a lomos del toro.
En definitiva, lo que se lleva hoy en dia es "el todo vale" y el "no prohibicion" en todos los temas.
Asi pues, allá cada cual con su conciencia, y desde luego que si en manos del ayuntamiento está el poner medios para que un día no le tengan que pedir responsabilidad civil por algun lesionado, me parece mentira que miren para otro lado. (por cierto lo que le vayan a dar a esos padres o a ese turista, lo pagamos todos de nuestro bolsillo).
un saludo. yogüi.

txantreano que se toca el ano dijo...

pues anda que parece os jode que la toquemos.... sino que no la pongan!!!!!!!!!

Anónimo dijo...

Pues a mí si que se me ocurren varios ejemplos de obras que con el paso de la gente se pueden ir deteriorando. Quitando la Gioconda y su super-mega-ultra-espejo que para si lo quisiera el chaleco de seguridad de cualquiera, hay uno clarísimo:

EL Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago.

Todo peregrino que llega hasta allá, deja su huella en la columna central del pórtico y es visible la huella de los millones de peregrinos que han pasado por ahí en el desgaste de dicha columna. ( Si me creo que la torre de la iglesia de mi pueblo la acabaron con vino, porque no me voy a crer esto).

En mi opinión, y desde la objetividad de padre, creo que yo si permitiré subir a mi niño a jugar en la estatua. Será que no le tengo el mismo respeto artístico que a otras esculturas, pero el día a día lo ha hecho así.

Es como pretender que a día de hoy, la gente mayor de este pueblo no bese a la imagen del Arcangel San Miguel cuando viene a Pamplona por si se deteriora, y si me apuras, deberíamos entonces barajar la posibilidad de prohibir que la gente pise la arqueta del Km. 0 de Madrid porque lleva muchos años y ya es algo típico de esa ciudad.

No se, aparte de ejemplos mayoritariamente religiosos, creo que habrá bastantes más repartidos en el mundo, y que no los conozcamos, por ser pueblerinos en su origen como nos acusamos a nosotros mismos.

Julián

P.D. Y como el crío se me rompa la crisma, que se prepare el equipo de abogados del Ayuntamiento que van a flipar :-)

Por incordiar a deshoras dijo...

Buenas, Yogüi, majete. Veo que has hecho uso del material que te he enviado y has puesto una buena diéresis en tu osezno nombre. Pero las tildes las has espolvoreado por encima del artículo y alguna te ha caído donde no debía (..."que en Éste debate"...) y otras no han arraigado en donde debían (conversacion, gordisima, discrepais, coincidis, apuntais...¡¡¡buuufff!!!). En ningún momento he sugerido que esa ausencia de conocimientos de acentuación anule los argumentos de su autor, pero a quien sí que conoce las reglas ortográficas le resulta menos doloroso a la vista leer los artículos publicados el verlo correctamente redactado: aún estoy poniéndome gasas con manzanilla en los ojos para recuperarme de ese "...que le fueran a pedir responsabilidad por no VAYAR [...] la estatua." que has escrito.

Y respecto a que no aporto nada al debate abierto, pues la verdad, es que no quería posicionarme: hay otros temas que me quitan más el sueño, pero si insistes te doy mi opinión. Allá voy:
Me parece cojonudo que la gente se suba al monumento de marras, es una aportación navarra a la galería de actitudes chorras en monumentos emblemáticos. Y ese cuerno desgastado por el uso sería una visita turística del nivel de la columna del Pilar destruida por los besos de millones de beatos o los desaparecidos cojones del toro que hay en el suelo de la galería Vittorio Emanuele de Milán. Esos cojones que no han resistido la superstición de girar tres veces con los talones sobre ellos para obtener buena suerte. El día que uno de los toros de esa escultura pierda los cuernos por el roce de miles de manos podremos decir que Pamplona es una ciudad que se puede equiparar por su fama turística a Pisa, París o Nueva York.

Chantreano que se descojona dijo...

Pues al final, como dicen los cuidadores del este reducto medio pampilonensis medio universal, el debate parece que sí existía. Me alegro...
Yo estoy en pruebas, y como la noche se presta a ello, vamos a darle (o sea, voy a darle) hilo a la cometa de la divagación más extrema... y borracha, que tras ¿cinco buenas copas de vino que hacen... una botella?, y dos gintonics de Hendricks no tengo el cuerpo para nada que no sea esto, un circular por las frases medio anodino medio descuidado. Es lo que hay...

Tras la cena y sin un duro, sacando pasta en el cajero de la central de la can para coger un taxi en el Niza (al final ha sido en los Tres reyes, que hay días en los que el ciego es mejor paladearlo echando un paseo sin más rumbo que el que marca el viento agradable que te va pegando el los ojos), a la salida y solo, me he quedado un rato viendo el monumento del que llevamos todo el día dando vueltas de campana. Ahí estaba, oscuro, silencioso, quieto, jugando a ser lo que no era porque la velocidad que busca necesita de seres que se muevan a su alrededor, sobre su rededor, en su mitad justo de él.
Lo he visto claro... si alguna escultura necesita de la gente anónima para tomar sentido es ésta, que si no hay jaleo que la complete, sólo enseña una postal mediocre de un lugar desabitado. El autor dirá lo que quiera, pero si no hay trajín en ella, sólo es una recua metálica del pasado... remoto. La noche y el vacío la cubren de lirismo pero la dejan muerta en mitad de la calle. No me ha gustado porque no es un museo, no me ha gustado porque la ciudad es vida y a esas horas todo era silencio. Si aún fumara me hubiera encendido un cigarro, pero como hace diez días que ya no lo hago, me he dado media vuelta y he comenzado a mascar un prosaico chicle de nicotina. Me hago viejo... comienzo a recordar demasiado.

Por cierto Mikel... has destapado la caja de Pandora que yo no he tenido nunca cojones de abrir. Yo no comprendo a Chillida, por más que me acerque al peine de los vientos mil veces buscando respuestas; y ni te cuento a Oteiza (el marco de la plaza Félix Huarte no invita a muchas ensoñaciones). Empiezo a hacerme cargo de que soy un insensible.

Gracias Txistorreros por vuestra guía, que sin ella seguiría (supongo... que aún no le he dado al intro y estoy acojonado) sin apellido. Ah, y como un mal Pessoa, espero que el secreto siga siendo eso... bruma. Jajajaja... En Pamplona todo acaba por saberse. Si es que aquí al final terminamos por conocernos todos.

Chantreano que se descojona dijo...

Albricias coño!!!! Jajajaja... vuelvo a ser yo. jajajajaja... Hostia, cojonudo. jajajaja... Gracias, mil gacias.

yogüi dijo...

para "por incordiar":
En primer lugar lo de majete si no te importa te lo ahorras,por dos cuestiones:la primera porque como se dice comunmente, yo nunca he cenado contigo para que te dijas a mi con esas confianzas y segundo y mas importante, si asi fuera en todo caso seria "maja",y no "majete".

Me parece gracioso que para empezar tus argumentos no hayas hecho otra cosa que intentar menospreciar mi osezno nombre, la dieresis en la "u" tiene su funcion, pero no te voy a dar mas juego porque me parece que no vale la pena y que la gente aqui dice cosas mas importantes.

P.D. me imagino que ya te habras fijado que no he puesto ninguna tilde, es para que asi puedas enumerar todas las faltas de ortografia y por lo menos tienes algo que decir.
vete calentando mas agua, y prepara manzanilla.

un saludo . Yogüi.

Melón con jamón dijo...

Yogui, no te pongas tan pluscuamperfecto. Si cometes errores gramaticales, los corriges o vas al euskaltegi, que ahora dan ganchitos.

yogüi dijo...

Que soy una chica,!!!
gracias, por el consejo melón con jamón, pero no me gustan los ganchitos.
un saludo. yogüi.