Las entrevistas txistorreras

Sea con preguntas de nuestros lectores o sea respondiéndonos a nosotros, no tienen desperdicio. Y hay quien se atreve a responder...

Entrevistas

Incorrección política

El análisis y comentario político, de cuestiones navarras y del resto del mundo, nos lo da sin tapujos el politólogo y escritor Juan José Domínguez

Juan José Domínguez

Hablemos de dineros...

Con lo que nos cuentan El Filibustero y Jesús Jiménez, "Er Jimi", entendemos de fábula las cosas de la Economía navarra y del mundo

Economía

martes, 26 de mayo de 2009

Kutz, Cantudo y "La Trastienda"

Por ELOY RABO
Semipúblico

Consejera María, ¡Madre de Dios! (dos puntos):

Supongo, María, que no viste La Trastienda, aquella especie de bodrio seudo sanferminero cuyo hito fue el de mostrar el primer desnudo integral del cine español. La Cantudo, reflejada en un espejo, mordía una manzana, como aquella Eva que nos condenó al pecado del que tratan de salvarnos santos de Barbastro, beatillas meapilas y comulgantes diarios.

Aquella película iba del Opus Dei, pero se rodó en la entonces Residencia Virgen del Camino porque la Clínica, como es lógico, dijo que en sus pasillos no meterían una cámara para tan lúbrico y pecaminoso filme. Por supuesto, en la entrada de los cines, grupitos de "señoras bien" rezaban un padrenuestro y un avemaría por cada espectador que condenaba su alma. ¿Estabas allí? La verdad, nos da igual.

Ayer te desnudaste, Consejera María, ¡Madre de Dios! Como la Cantudo, te miraste al espejo y nos ofreciste el reflejo. Lo hiciste en la prensa, en el Noticias, diciendo burradas palmarias que creíamos saber que pensabas, pero que nunca habías confesado en público tan claramente. Por ejemplo: que no importa lo que cueste la matrícula en la Facultad de Medicina de la Universidad de Navarra (“la privada”, “la del Opus”), porque es una facultad navarra y ya la tenemos todos los navarros (los que puedan pagarla, claro). O que no habrá Medicina en la UPNA, que en todo caso habrá que ver si la UN (“la privada”, “la del Opus”) aumenta las plazas disponibles.

O la más gorda: tú, Consejera María, ¡Madre de Dios!, dijiste que lo mismo son para ti, como Consejera, el Hospital de Navarra, el Virgen del Camino, el Reina Sofía o la Clínica Universitaria (“la privada”, “la del Opus”). Algo que nos imaginábamos, teniendo en cuenta tu apuesta por las derivaciones a la Clínica Universitaria (“la privada”, “la del Opus” : lo de mandar pacientes de Osasunbidea a un centro privado, pagando con el dinero de todos los contribuyentes, es una práctica que se ha doblado desde que estás al frente de la Consejería de Salud. Hace 3 años, supimos que las derivaciones para intervenciones quirúrgicas se incrementaron un 180% entre 2003 y 2006. A fecha de hoy, sólo Dios (y nunca mejor dicho) sabe cómo están las cosas.

Tenías esa manía, sí: la manía de apostar por derivar pacientes a la Clínica Universitaria (“la privada”, “la del Opus”) en vez de comprar los equipamientos necesarios para los hospitales públicos, en vez de aumentar el gasto (inversión, Consejera, inversión); en vez de hacer lo que, como gestora de lo público, se esperaba que hicieras. Mandabas a lo privado, pagando con dineros públicos la Obra de Dios. Ayer te desnudaste, como aquella enfermera del Opus que interpretaba la Cantudo: viniste de frente y nos dijiste que todo es sanidad navarra. Lo público y lo privado, lo del Opus. Poco propio de una consejera de Salud, de la que debe velar por la sanidad pública. La privada tiene sus propios gestores.

Quizá a esos gestores les eches una mano porque crees que ayudas así a que se cumplan los designios divinos. Con dinero, se llega más a Dios. Quizá esos mismos designios divinos son los que te llevan a oponerte a leyes nacionales sobre el aborto, o sobre la píldora del día después. Lo haces por nuestro bien, por librarnos del pecado de Eva y de la Cantudo. Ésa es la trastienda de tu actuación, que nadie piense mal: solo obras así con la Obra porque te preocupas de nuestra salvación espiritual, aunque veles menos por la salvación médica. Consejera María, ¡Madre de Dios!, ruega por nosotros, pecadores.

16 comentarios: on "Kutz, Cantudo y "La Trastienda""

estafeta dijo...

Suscribo todo, menuda consejera tenemos...

Reyno de Navarra, Tierra de diversidad (pero tanta...)

AntiTodo dijo...

4 oles para la periodista que realizó la entrevista en Diario de Noticias

Médico encabronado con la derecha dijo...

Eloi Rabo: el Diario de Noticias la ha desnudado al completo pero tú le has dado por delante y por detrás. Vamos que la Kutz se ha tenido que ir fresca pa casa.
Lo de esta comunidad es un verdadero escándalo. Pero lo que aún resulta más vomitivo es la cantidad de navarros que votan a UPN y al PSN, sostenes Belcor de estas políticas cárcas, conservadoras, aprovechateguis en beneficio del Opus.
Dos apuentes más: en Navarra los mejores médicos los tenemos en la Sanidad Pública.
Y dos: si a la señora Kutz le aprieta la faja por coontención que se la quite, pero por Satanás, OPUS DEI, OH NO.

PARA KUTZ, LOS 15 PRIMEROS SEGUNDOS DE ESTE VÍDEO:

http://www.youtube.com/watch?v=pgtP2LzpBGk&feature=related

M i K e L dijo...

Mira, está feo desearle una rara enfermedad a esta señora pero estoy convencido de que en manos de House sufriría lo indecible. El hospital de House también es muy privado, pero como es universitario tienen que coger casos raritos como el de esta señora con problemas de bulbo raquídeo, cortocircuito en el lóbulo frontal y una grave deficiencia hormonal (ese bigotito!).

Lo que le hace falta a esa prestigiosa institución que defiende es un brote de gripe H5N1 incontrolada y que la sala más visitada sea la capilla. Sin acritud, eh!

PS: Por cierto, Kutz es un apellido alemán?

Langostinos y lentejas dijo...

Recordarle a Eloi Rabo que la Clínica Universitaria (“la privada”, “la del Opus”) también deriva pacientes a la sanidad pública. Es vox populi que en cuanto puede los manda a palmar a la Residencia para maquillar sus estadísticas de curaciones y seguir manteniendo su prestigio internacional.

El Maestro de Esgrima dijo...

Sólo puedo decirle a esta señora que NO a la privatización de la Sanidad Pública y que ya vale de dar dinero al Opus.

Más sanidad pública de calidad y menos conciertos con la clínica de esa secta.

Javier D dijo...

Me van a llover las tortas, pero diré que la calificación de secta para el Opus Dei me parece excesiva, aunque haya personas que han salido de la Obra (y por lo tanto la conocen bien) y le llaman así.

Por cierto, Mikel: el apellido Kutz es suizo, si no me falla la memoria.

Anónimo dijo...

Los buenos de los Kutz han sido Juan y Teodoro: los fundadores de la Keler. Igual hay que recetarle a esta algo del producto de sus abuelos-tioabuelos, a ver si se duerme un poco y se le pasa el ataque de verborrea (en este caso verborragia) que le dio ayer en el Noticias.

Mikel dijo...

Ejem, JD... menos papel de fumar:

El término proviene del latín secta: ‘sendero’, ‘método’, ‘modo de vida’, ‘partido político’, ‘escuela de filosofía’ (de donde viene sectátor y sectatorios: ‘adherente’, ‘seguidor’) que viene de seqüi: ‘seguir’. Se han planteado dudas de que proviene del latín secare (cortar, separar). De secare provienen las palabras «insecto» y «sector». En ambos casos está presente la idea de separación.

En Europa la palabra secta se ha concebido derivada principalmente de seqüi: ‘seguir’. Se trata de seguir a un maestro, a un líder.
Vamos, blanco y en botella. Y no hemos de olvidar que cualquier religión, por muy exitosa que sea, fue secta en sus orígenes, por no hablar de los partidos políticos, profesiones corporativas y/o seguidores de series de televisión.

El Opus es una secta con todas las de la ley (la ley es suya, en concreto) y tiene a tipas como ésta o la presidenta del parlamento vasco entre sus miembros protectores. Lo demás es tratar con guante de seda a esta gentuza que suele tratar a los que no son de su secta con lo más parecido a un guantelete de acero. Con pinchos. Y a pelo.

Anónimo dijo...

Efectivamente la Kutz también ha enseñado el felpudo para que no haya lugar a dudas. Los que dirigen lo público creen en lo privado, y así va lo público. Habría que exigir que, a cambio, el sector privado lo dirijamos los que creemos en el público. Eso sería competir en igualdad de condiciones.

M i K e L dijo...

El Mikel de arriba es MiKeL de siempre.

M i K e L dijo...

Ah, y esto de la Sanidad pasa también con la enseñanza y los gerifaltes esos que llegan a base de votos basados en marketing político, creen en lo privado (como apunta Anónimo), y así nos va. Un ejemplo:

Esperanza Aguirre le quita dinero a la escuela pública y se lo da a la concertada

20minutos.es

A la hora de repartir el dinero para hacer reformas o cuidar las instalaciones de los centros educativos, la Comunidad tiene un doble rasero. Por un lado están los colegios públicos, que van a recibir este año menos dinero que en 2008. En el otro lado se sitúan los concertados (en su mayoría religiosos), que se beneficiarán de un aumento presupuestario. Estos centros pertenecen a empresas privadas y se sostienen mediante las cuotas de los alumnos y una parte de aportación pública.
Y Euskadi es uno de los pocos sitios en Europa donde hay más enseñanza privada y concertada que pública. Hasta los webs estamos!!!

Anónimo dijo...

No es la primera vez que la consejera "tontea" con el sector privado. ¿Qué paso con el consenso de las vacunas?. Que se fue al carajo cuando nuestra consejera decidió introducir una vacuna que no estaba en el calendario. Lo mismo que ha pasado ahora con la vacunación del papiloma. ¿Qué laboratorios andan cerca?. Recordemos que ella es microbióloga.

extorsionado-contribuyente dijo...

Lo público suele ser ineficiente,costosísimo en relación al servicio que da,y cobijo de la casta parasitaria funcionarial.Lo privado simplemente sustituye esa ineficienacia y parasitismo por sucios lucros privados.Mientras tanto,los contribuyentes estamos indefensos ante el expolio,hasta que la gente se vaya percatando del engaño,y se haga desobediente fiscal.La UPNA ha sido un expolio multimillonario a la sociedad navarra desde que se proyectó,y va a peor.¿Por qué en la creación,organización,y gestión de todo lo público se silencia-ningunea-humilla a la parte más importante que son los obligados financiadores (es decir,los "contribuyentes")?

Roberto Moso dijo...

Solo una pequeña discrepancia . La Trastienda fue una película muy notable para la época. Además de aquel fugaz desnudo había una notable carga de fondo contra la hipocresía santurrona del régimen. Ver el chupinazo con "castellers" es entrañable , vioendo lo que hay hoy en día.

Anónimo dijo...

En la pelicula se ofrece una imagen realista de la Pamplona de entonces, que es como la de ahora.