Las entrevistas txistorreras

Sea con preguntas de nuestros lectores o sea respondiéndonos a nosotros, no tienen desperdicio. Y hay quien se atreve a responder...

Entrevistas

Incorrección política

El análisis y comentario político, de cuestiones navarras y del resto del mundo, nos lo da sin tapujos el politólogo y escritor Juan José Domínguez

Juan José Domínguez

Hablemos de dineros...

Con lo que nos cuentan El Filibustero y Jesús Jiménez, "Er Jimi", entendemos de fábula las cosas de la Economía navarra y del mundo

Economía

martes, 28 de abril de 2009

Javier Armentia, director del Pamplonetario

Por JAVIER DOMÍNGUEZ
Estrellero estrellado


Javier Armentia (Gasteiz, 9 de noviembre de 1962), llegó a Pamplona en 1990 para montar lo que, felizmente, han dado en llamar Pamplonetario. Y desde entonces anda por aquí, una ciudad de la que lo que más le gusta es "la gente" y, lo que menos, "la gente". Él lo explica: "No siempre la gente son los mismos".

Astrofísico por la Complutense madrileña, actualmente colabora con medios como Diario de Noticias, El Mundo, QUO, RNE, la SER, Onda Cero y ETB ("una vez al mes, más es sobredosis", dice), además de la revista El Escéptico. Esto último tiene que ver (suponemos) con su pertenencia a la Sociedad para el Avance del Pensamiento Crítico. Lo que no sabemos es si tal pertenencia tiene que ver con que sea lector habitual de este blog, según nos confiesa (y le creemos, claro). Nosotros también seguimos el suyo, donde demuestra a veces, como en esta entrevista, que tiene mucho de "niño grande".


- Empecemos hablando de Javier Armentia como director del Planetario de Pamplona... o Pamplonetario.
- Que conste que soy el mismo que el de todas las demás preguntas que vayáis a hacerme.

- Bueno, pues corregimos: hablemos de esa faceta suya. ¿Cómo marcha el Planetario?
- El Planetario va bien (léase con acento Fritos), pero podría ir mejor, con más actividades, más interés y mejores ideas. Pobres, pero honrados, hemos intentado hacer siempre una programación amplia que tenga en cuenta al público, y que apueste por contenidos - no solo científicos, no solo astronómicos - que permitan un debate ciudadano, de tú a tú, con el mundo en que vivimos. Con la Cultura: lo que incluye las artes, las Humanidades y también la ciencia y la tecnología. Aunque mucha gente no se haya enterado aún, hace 8 años entramos en el siglo XXI, y ya es hora de hacer cosas de este siglo.

- Vamos, que intentan ir más allá de mirar las estrellas. Y, sumando todas las actividades, ¿de cuántas visitas hablamos?
- Más de 150.000 personas al año, que no es poco. Pero esa programación amplia permite, sobre todo, que hayamos cumplido 15 años y la apuesta siga fresca como el primer día.

- Muchos de los que nos hemos educado en Pamplona hemos ido al Planetario a asombrarnos con las historias del cielo. ¿Se sorprenden los chavales menos que lo que nos sorprendíamos hace 10 años?
- Ahh, este enunciado me hace sentir viejuno. Bueno, contestaré como si nada... Afortunadamente no: siguen sorprendiéndose. Especialmente los más pequeños. Seguimos, aunque parezca mentira, siendo curiosos, y nos gusta descubrir el mundo, el Universo. Luego el sistema educativo, la familia y la sociedad nos plancha para que desaparezca cualquier atisbo de interés, pero siempre hemos intentado, en el Planetario, que algunas arrugas aparecieran desde joven. Esas arrugas que te dejan inquieto y te hacen preguntarte, incluso mayor y ciudadano ordenado, por qué o hasta cuándo.

- Pensar genera arrugas, o al menos eso dicen. Como director del Planetario, ¿de qué se siente más orgulloso?
- De haber tenido desde el primer día un equipo con el que hemos hecho posible esta historia, día a día. Y que siguen con ganas de intentarlo cada lunes.

De ciencia y sociedad
- Hablemos ahora con el Javier Armentia científico. Díganos, ¿sigue la ciencia tan vilipendiada como habitualmente lo ha estado? ¿O nos vamos dando cuenta de que, aunque no entendamos muchas cosas, es imprescindible para la vida?
- Claro que es imprescindible. Incluso el Padre Martínez Camino necesita de la ciencia, por más que diga sandeces, mentiras y proclamas casi asesinas en contra no ya solo de la ciencia, sino del sentido común yde los derechos de los ciudadanos, pero sobre todo de las ciudadanas. Sin ciencia, más de la mitad de nosotros no sobreviviría al primer año de infancia, ni tendríamos derechos civiles, ni podríamos leer este blog. Sin ciencia, lo cierto es que estaríamos felices y engañados como... ¡vaya! como ahora mismo, con las teles y demás...

- O sea: que pese a la ciencia, nos engañan.
- Es que la ciencia no lo es todo, o no es una vacuna contra todo los dogmas. Sólo si la aplicamos día a día, sólo si nos exigimos un debate serio, la ciencia que hagamos será util para todas las personas, y para conseguir un mundo un poco mejor.

- Mencionaba antes a un Cardenal. Pongamos a Darwin contra el creacionismo: ¿hay demasiados ejemplares, en la sociedad actual, que demuestren que descendemos del mono... aunque algunos hayan evolucionado menos?
- Decía Eudald Carbonell, que de esas cosas de nuestros ancestros sabe mucho, que estamos en pleno proceso de humanización, pero que por el momento sólo hemos pasado un poco más allá de la hominización. Somos todos, colectivamente, un eslabón de algo que podrá ser, pero sólo con el trabajo de todos, un ser humano.

- Vaya, que queda camino... y de todos, o sea, "político". Oiga, ¿para cuándo un científico potente como Ministro de Ciencia?
- Bueno, ahora tenemos una ministra científica-empresaria, que no es poco. Aunque no sé si la formación asegura que los desmanes de cada ministerio sean menores. Conviene recordar, por ejemplo, que Javier Solana era físico. Y eso por no mirar a Navarra...


Marchando una de blogs
- Otra faceta de Javier Armentia es la de blogger, con varios blogs abiertos (algunos, no reconocidos). Y uno grandecito (Por la boca muere el pez).
- Qué va, es pequeñito, pero con unos años de decir cosas.

- Entre otras cosas dichas, tuvo las narices (por no hablar de gónadas) de poner un calendario con su evolución como ex fumador. Lo que llevaba sin fumar, los cigarros no consumidos... Vemos que una pasta se ha ahorrado pero... ¿qué tal lo llevó?
- Ahora mismo, cuando os contesto a esta pregunta, han pasado 1 año, 1 mes, 15 días y 17 horas desde que dejé de fumar. Y sigo poniendo la nariz cuando me acerco a alguien que está fumando. Bendito humo... Perdón, ¿qué decíais? Sigo sin fumar, pero el mundo era mucho más agradable cuando era un adicto consumiendo. Ahora no consumo, cierto.

- Si le sirve de consuelo, a mí me gusta el olor a gasolina. Ya que me pongo un poco friki, ¿qué piensa, en general, de los que colaboramos en esta Txistorra Digital: somos frikis, somos colgados o hacemos un bien social?
- ¿Vale como respuesta "una especie en extinción"? Lo malo es que la visión crítica -y con sentido del humor- no está nada bien vista. Así que difícilmente las instituciones os van a poner un plan de protección, y no penséis que os buscarán parejas para procrear, je, je, je...

- De lo segundo, tendremos que encargarnos nosotros. Y oiga, con chorradas como eso de las fuentes del The Green Lion Project, no se crea que ligamos mucho. Defienda la idea, que fue uno de los primeros en hacer un alegato a su favor...
- Bueno, lo hice porque ví la historia inicial y me gustó la idea, porque estoy convencido de que las identidades se construyen entorno a cosas como las fuentes del león. Nacía de abajo, de una gente que tenía curiosidad y ganas de hablar y contar su vida (y no de un potente medio de comunicación, ni de una institución poderosa y con campaña de mercadotecnia escandalosamente cara y de diseño un tanto cutre pero muy navarro). Y proponía una reivindicación. Eso es fundamental, necesario.

- Así que... ¿le va lo reivindicativo del asunto?

- Hay que apoyar causas (quizá eso de las"causas" es uno de los éxitos de las tonto-redes sociales tipo Facebook). Fijaros en que habéis abierto una vía de participación ciudadana: un mecanismo similar al de TGLP ha sido empleado por la gente mosca con el timo de Guendulain o por la gente que ahora se pregunta por qué no se puede tener una facultad de Medicina en la universidad pública. Las fuentes son un modelo que nos permite ver que, incluso cuando algo parece que no hace mal a nadie, si nos lo hurtan nos están robando algo. Y conviene que alguien avise de que, por lo menos, nos merecemos alguna explicación.

Ni Alien ni ET
- Por ir terminando, que se pierde la próxima proyección en el Planetario. ¿Cuál es su sueño (confesable): viajar a las estrellas en plan millonario... o un encuentro en la tercera fase con un ser de otro planeta?
- Las dos cosas se me hacen casi irrealizables. La primera porque tengo muy claro que lo de que una persona pague una millonada por subir al espacio es intrínsecamente inmoral. Para empezar, si tiene ese dinero para gastárselo en una semana, estoy casi seguro de que no lo ha conseguido de forma ética; y si es así, seguro que habría muchas otras actividades en las que invertir la suma con mejores resultados para todos, incluso para esta persona.

- Vale, descartamos que se gaste la pasta en turismo espacial. ¿Y lo de encontrarse con un extraterrestre, por qué lo ve irrealizable?
- Creo que no habrá manera de encontrar a ET, ni a Alien. Si hay vida por ahí, nos queda demasiado lejos como para soñar en saber algo de "ellos". ¿Puedo añadir algo más?

- Añada, añada...
- Pues añado que lo que no descarto es que pueda un día subir al cielo por la cara, quiero decir, sin pagarlo de mi bolsillo. ¿Pongo el número de cuenta aquí?

8 comentarios: on "Javier Armentia, director del Pamplonetario"

supernova dijo...

Me ha gustado mucho la entrevista. Muy bien por ambos javieres.
Por cierto, Armentia, un consejillo: cuidado con ele tabaco que yo me pegué cuatro años oliendo el humo de los cigarrillos y volví a caer en el vicio de la nicotina.
Te lo comento, porque por tus confesiones sobre la adicción tabáquica se te nota muy enganchado psicológicamente.
El día que quites el cartelico de cuánto llevas sin fumar ese diá, una de dós, o estarás desenccganchado o habrás vuelto a fumar.
Un abrazo a los dos Javieres

kanif dijo...

No sé qué pasa con los Javieres, que suelen ser todos ¡ENORMÍSIMOS CRONOPIOS!
(Este calificativo es honorífico)

un vulgar cronopio dijo...

Kanif: en el caso de Javier Domínguez y Javier Armentia calro que son dos fabulosos cronopios. Pero discrepo de que todos los Javieres sean "Enormes cronopios": yo los conozco convencionales, serviles, quietistas,nada poéticos, aporreadores de iconoclastas.
En fin, que J.Domínguez y J.Armentia son una metáfora de imaginación y universo; pero como el mundo es en sí una métafora, dentro de él existen los J.J.J.J.J.J. Jodedores de metáforas y pura imitación o analogías.
Vamos, por discrepar un poco.

Javier Domínguez dijo...

Gracias, Kanif, algún otro Javier ensalzable conocemos de forma común, ¿verdad? Un abrazo y gracias de nuevo a mi tocayo Armentia por conceder esta entrevista y por ponerle tan buen humor.

AntiTodo dijo...

Le teniais que haber preguntado por su paso por el reality El Castillo de las Mentes Prodigiosas, en Antena 3, junto a la Bruja Lola, Aramis Furter, el padre Apeles y un largo etcétera.

Aun se puede visitar la web del reality...

http://www.portalmix.com/elcastillo/

Redacción LTXD dijo...

Antitodo, buena pregunta. Como Javier es lector habitual de este blog, quizá quiera comentar algo. Ahí lo dejamos. Gracias por el comentario.

ElPez dijo...

Muy buenas, cronopinaré brevemente a la pregunta inocente de Antitodo: me lo pasé bien, era ridículo como cualquier programa de la tele, más cuando la productora quería montar un "surreality show", como decía el director. Como estoy convencido de que mi presencia no le daba -ni le quitaba, espero- un ápice de calidad o seriedad (o sus antónimos), lo cierto es que a la cuarta, desaparecí. Tampoco dije nada que no hubiera dicho en cualquier otro foro ni hablé de temas que no hable en otras ocasiones.

Ver la tele por dentro es una de mis aficiones (ver cualquier cosa desde dentro). Me pagaron por hacerlo, además. Y, en cualquier caso, se demostró algo: los poderes paranormales de los participantes eran inexistentes, y en especial la precognición: el programa fue cada vez peor de audiencia, cosa que un verdadero vidente habría notado con anticipación.

De hecho, los personajes "con poderes" eran tan ridículos que quedaba claro cómo es este mundo. Y los que más se cabrearon eran quienes pretenden que todo esa farsa de "lo oculto" es algo serio. Por ejemplo, el vendedor de basura paranormal y demás en la tele y la radio del grupo Prisa, suele pretender descalificarme diciendo que cómo puedo decir nada si yo pasé por "El castillo...". Pero Iker Jiménez sabe que eso no le libera a él de la responsabilidad de explicar por qué cuela en su programa falsedades como si fueran cosas ciertas. O sea, que Agamenón o su porquero, lo importante es tener razón.

Y, ya ve, Antitodo, estoy convencido de que yo apoyaba la razón en aquel sarao televisivo. Así que qué le voy a contar... toda una experiencia, por supuesto.

ABrazos, Javier y demás redacción de LTxD, qué miedo me dan esas fotos llenas de mi careto :)

JD dijo...

A ti te dan miedo pero a mí la entrevista me gustó, y espero que a los lectores también. Incluida esa pregunta que se me olvidó hacer y que Antitodo nos recordó. La respuesta, a mí, me vale; espero que a él también. Otro abrazo, tocayo.